Unas primarias en un momento excepcional

Unas primarias en un momento excepcional

MIQUEL ICETA
LA VANGUARDIA, 13.10.16

El sábado día 15 más de 17.000 personas están llamadas a participar en las elecciones primarias para escoger a la persona que ha de liderar el PSC. Es una enorme responsabilidad la que recae sobre mis compañeros y compañeras porque estas no son unas primarias normales dado que estamos viviendo un periodo excepcional.

El sábado decidimos quién será el líder del PSC, y si el líder del PSC estará o no en el Parlament de Catalunya en un momento crucial.

Decidimos quien va a ser la voz que se oiga en los medios de comunicación representando a todos los que queremos diálogo, negociación y pacto, enfrentándose a los que están dispuestos a seguir adelante en su loca carrera unilateral hacia el abismo o, en el mejor de los casos, hacia el fracaso.

En ningún otro momento de la historia de Catalunya de estos últimos años las instituciones catalanas se han visto sometidas a la tensión y la crisis impuestas por la insensata estrategia que el independentismo ha diseñado hasta Septiembre del 2017 con un enfrentamiento con la legalidad y una fractura profunda en la sociedad catalana.

Por eso es tan importante quién se encuentre al frente del PSC. Porque el PSC es hoy, con independencia de su mayor o menor representación parlamentaria, la piedra angular de la reconstrucción del catalanismo en Catalunya. Un catalanismo hoy denostado por el bloque soberanista, por su voluntad de pacto y porque quiere construir España sin renunciar a conseguir el mayor autogobierno para Catalunya, pero que es el instrumento que nos ha proporcionado el mayor grado de auto-gobierno, libertad y prosperidad de la historia.

El PSC es el único partido que tiene un proyecto sólido, no mágico, tanto para Catalunya como para España. Un proyecto para que Catalunya sea reconocida como nación por España y para que España se acepte a sí misma como nación de naciones. Un proyecto en el que es tan importante nuestra capacidad de convicción hacia la ciudadanía catalana como la capacidad de convicción sobre el PSOE y el conjunto de la ciudadanía española. No es un proyecto fácil, pero es un proyecto factible a diferencia de los demás. Si la democracia es el peor de todos los sistemas políticos, con excepción de todos los demás, me atrevo a decir que nuestro proyecto federal es el peor de los proyectos posibles, exceptuando todos los demás.

Por eso la responsabilidad de las afiliados y afiliados del PSC es enorme. No sólo han de escoger una persona para liderar el partido, han de escoger una persona para liderar a una parte de la sociedad que quiere y va a dar la batalla democrática, la batalla ideológica, la batalla mediática, la batalla social para que la razón y la sensatez vuelvan a la política catalana y a la española.

Quiero ser esa persona. Quiero ser Primer Secretario del PSC. Tengo la fuerza, la convicción, la capacidad, la experiencia y el reconocimiento social, incluso el de mis adversarios. Pongo a disposición del socialismo catalán mi capacidad para defender nuestras ideas sin olvidar que la sociedad lo que necesita es que los políticos seamos capaces de encontrar soluciones factibles a los problemas que tenemos en Catalunya, en España… y en el PSOE.

Acerca de Miquel Iceta

Sóc primer secretari del PSC, president del grup socialista al Parlament de Catalunya i candidat a la Presidència de la Generalitat

Publicado el Jueves 13 octubre 2016 en Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.