No a los fracasos garantizados

No a los fracasos garantizados

Los socialistas de Cataluña estamos convencidos de que el futuro de nuestro país está en manos de nuestros conciudadanos y conciudadanas, que son ellos y ellas los que deben decidir colectivamente sobre su futuro. Creo que este es un criterio ampliamente compartido y que goza de un apoyo parlamentario muy importante, superando los 2/3 de la Cámara catalana. Dicho esto, sería absurdo negar que hay cuestiones que nos separan a unos y otros partidos, tanto sobre el objetivo final a alcanzar, como sobre cómo llegar a él. Mientras hay partidos que quieren la independencia de Cataluña, los socialistas queremos que Cataluña se sienta cómoda en una España federal, tan cómoda como el Estado libre de Baviera se siente dentro de la República Federal de Alemania. Mientras hay partidos que consideran que se puede convocar una consulta sobre la independencia sin acordarlo previamente con las instituciones del Estado, los socialistas defendemos la celebración de una consulta legal y acordada rechazando cualquier iniciativa unilateral que creemos condenada al fracaso.

Por eso dimos apoyo al documento Rigol cuando fue presentado en el Parlament y, en cambio, rechazamos la propuesta presentada conjuntamente por CiU , ERC , ICV- EUiA y la CUP. Y no nos hemos cansado de repetir que fijar de forma unilateral la fecha del 2014 para celebrar la consulta dificulta enormemente cualquier negociación y corre el riesgo de generar una inmensa frustración en muchos ciudadanos de nuestro país .

Por todo esto hemos anunciado que no apoyaremos ninguna iniciativa que no haya sido previamente negociada y acordada con el gobierno de España. Nosotros no queremos para Cataluña ni un choque de trenes ni un callejón sin salida. En un Estado democrático miembro de la Unión Europea es impensable un cambio de fronteras o una transformación profunda de su estructura territorial que no sea fruto de un acuerdo. Nosotros no queremos avalar iniciativas condenadas al fracaso porque no consideramos conveniente que Cataluña reproduzca los errores del Plan Ibarretxe.

Creemos que mientras CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP dicen que se quieren cargar de razones, lo único que hacen en la práctica es cargarse las posibles soluciones. Llevar propuestas al Congreso sin haberlas negociado y acordado previamente, es ir a una derrota segura. ¿O es que alguien está olvidando de que el PP tiene mayoría absoluta en las Cortes Generales? No se puede solicitar la autorización para convocar consultas sin haber negociado, primero en Cataluña y después con los partidos y las instituciones del Estado, la fecha, el contenido de la pregunta y el marco legal para formularla.

Si se olvidan estas premisas básicas será imposible que los catalanes puedan decidir legalmente sobre su futuro. Emplazamos una vez más a los presidentes Mas y Rajoy a negociar y estamos dispuestos a ayudarles en la difícil tarea de encontrar una solución. Seguro que Pere Navarro, Alfredo Pérez Rubalcaba, Josep Antoni Duran Lleida  Miquel Roca y Felipe González pueden hacer contribuciones decisivas a ese esfuerzo. La alternativa a un acuerdo es un fracaso colectivo que no nos podemos permitir.

Acerca de Miquel Iceta

Sóc primer secretari del PSC, president del grup socialista al Parlament de Catalunya i candidat a la Presidència de la Generalitat

Publicado el Jueves 14 noviembre 2013 en Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.