Por un rumbo distinto al fijado por CiU y ERC

scoopit_mi_pequenoHoy la actualización semanal de mi Diario en Internet tiene como tema principal la votación en el Parlament de Catalunya de la Declaración de soberanía y del derecho a decidir, además de proporcionar la habitual selección de los artículos sobre varias cuestiones que han estado presentes en el debate público de esta última semana. Aprovecho para recordar que casi cada día recomiendo artículos de interés a través de mi Scoop.it y también les doy difusión a través de mi cuenta en Twitter, de mi perfil y página en Facebook, y en el recopilatorio Alternatives.

Sobre el debate acerca de la Declaración de soberanía y del derecho a decidir aprobada el miércoles en el Parlament de Catalunya, con el apoyo de CiU, ERC e ICV-EUiA, el apoyo crítico de la CUP, el voto negativo de PSC, PP y Ciudadanos, y la decisión de 5 diputados socialistas de no votar para no tener que votar, como lo hicieron el resto de compañeras y compañeros de su grupo parlamentario, en contra de la propuesta de CiU, ERC e ICV-EUiA, os recomiendo los siguientes artículos:

Como no hay que extenderse sobre los temas en que el acuerdo es total en el seno del PSC, de forma breve querría resumir mis argumentos en apoyo total y absoluto de la decisión del Grupo Socialista de votar negativamente la propuesta presentada por CiU, ERC e ICV-EUiA. Las razones fundamentales las avancé en la actualización de mi Diario del 13 de enero: “Una declaración unilateral de soberanía invita al enfrentamiento y no al acuerdo. Y sobre la legalidad no hay que ir muy lejos para demostrar que la propuesta no tiene encaje en la Constitución española (artículo 1.2 CE: La soberanía nacional reside en el pueblo español, del cual emanan los poderes del Estado”) ni, aunque de esto no se habla tanto, tampoco encaja en el Estatuto de Autonomía de Cataluña votado por los ciudadanos y ciudadanas de nuestro país en 2006 (artículo 1 EAC: “Cataluña, como nacionalidad, ejerce su autogobierno constituida en Comunidad Autónoma de acuerdo con la Constitución y con este Estatuto, que es su norma institucional básica”). No  cabe, pues, ninguna declaración unilateral de soberanía sino, en todo caso, abrir un proceso de reforma de la Constitución española y del Estatuto de Autonomía de Cataluña”.

Como explicaba en el artículo “Encallados en el error”, el PSC no podía apoyar una declaración unilateral de soberanía por cuatro motivos principales: 1) no se puede desconocer la legalidad, lo que sí que se puede es iniciar un proceso para cambiarla, 2) no se puede desvirtuar el derecho a decidir por la vía de prefigurar su resultado, 3) en el marco de la Unión Europea es impensable un proceso de estas características que no pase por un acuerdo, y la declaración unilateral de soberanía no invita al acuerdo sino al conflicto, y 4) el objetivo final de unos y otros es muy diferente, mientras unos quieren separarse de España, otros queremos seguir vinculados a una España federal a través de una reforma constitucional.

La propuesta del PSC era clara y respetuosa con la legalidad vigente: ceñir la resolución parlamentaria a un compromiso para hacer posible el ejercicio del derecho a decidir por parte de los catalanes y las catalanas a través de un referéndum o consulta acordado en el marco de la legalidad, sin referencias al Estado propio, la soberanía o el federalismo; es decir, centrarnos en el derecho a decidir sin prefigurar su resultado, hacer posible que sea la ciudadanía la que acabe decidiendo, y que cada partido pueda defender su propuesta en el debate público. Una propuesta coherente también con el programa electoral con el que nos presentamos a las elecciones. Lamentablemente, CiU y ERC ya decidieron el mes de diciembre otro camino, a través del “Acord per a la transició nacional i per garantir l’estabilitat parlamentària del Govern de Catalunya”. Considero que mezclar soberanía y derecho a decidir es un grave error que, al final, hará inviable el ejercicio del derecho a decidir.

Lo cierto es que con esta Declaración lo que se pretende es avalar un camino ya decidido por CiU y ERC del cual no sabemos ni el destino final, ni las etapas, ni los costes. Y en estas condiciones, por un mínimo de prudencia, el PSC no tenía que apoyarla. Ya sé que habrá quién me diga que ICV-EUiA también ha abonado esta Declaración, pero es innegable que la dirección del proceso soberanista recae en el tándem Mas-Junqueras. Y que muy probablemente será un proceso que acabará con la fractura política, social, cívica y cultural de nuestro pueblo, un proceso que, por lo tanto, no puede recibir nuestro apoyo ni por activa ni por pasiva.

No soy quién para discutir las razones de los cinco compañeros y compañeras del grupo socialista que opinan diferente. Lo que sí que quiero es reivindicar las reglas de funcionamiento democrático del grupo parlamentario y de su propio derecho a decidir. ¿Cómo se puede defender el derecho a decidir sin aceptar la regla de la mayoría? El PSC tiene una posición acerca de un tema tan trascendental y es la que expresó Pere Navarro. Y esto no quiere decir que no pueda haber opiniones diferentes pero la posición del partido es la que es, adoptada democráticamente después de un largo y provechoso debate.

diada1982‎También quiero reivindicar el pluralismo de la sociedad catalana y del propio catalanismo, si bien muchos quieren reducirlo a las posiciones soberanistas e independentistas. Hay que combatir el reduccionismo: no todos pensamos igual: ¡se puede querer a Cataluña sin ser independentista! Ya hace más de 30 años que hago política y a lo largo de toda mi vida política he visto cómo se tildaba el PSC y a sus miembros de ‘botiflers’ (traidores). Lo oí cuando el PSC era dirigido por Joan Reventós, Raimon Obiols, Narcís Serra, Pasqual Maragall, Isidre Molas, José Montilla o Pere Navarro. Daba lo mismo quien lo dirigiese. Se lo decían también a Ernest Lluch o Jordi Solé Tura, por citar dos compañeros desaparecidos. A veces se decía que unos eran ‘botiflers’ y otros no, o no tanto. Pero ningún dirigente o militante socialista escapó a este calificativo en uno u otro momento. Preguntad a Joaquim Nadal o Montserrat Tura cuántas veces han tenido que oírlo. Yo recuerdo especialmente la manifestación de la Diada de 1982. Y no serán insultos y descalificaciones de este tipo los que condicionarán nuestra concepción del catalanismo: “Somos socialistas y catalanistas por las mismas razones”. Por cierto, no deja de ser curioso que alguien diga que en nuestra decisión seguimos el dictado del PSOE, cuando es conocido que el PSOE también rechaza el ejercicio del derecho a decidir de forma acordada en el marco de la legalidad que defiende el PSC.

Quiero señalar también que la grieta que pudiera producirse en el PSC, o la que se pueda producir entre CDC y UDC, o en el propio interior de CDC, debido a este proceso soberanista, nos alertan sobre el evidente riesgo de fractura del país que comporta la deriva encabezada por el tándem Mas-Junqueras.

Creo sinceramente que el presidente Mas no hizo una buena lectura de los resultados del pasado 25 de noviembre. ¿Cómo interpretar que después de haber pedido una mayoría excepcional la CiU de Artur Mas perdiera 12 escaños? ¿Cómo interpretar el hecho que las fuerzas políticas situadas en los extremos subieran, mientras bajaban las fuerzas políticas más centrales y más transversales desde el punto de vista de la autoidentificación nacional de sus electores y electoras? ¿Ha sido un acierto convocar elecciones anticipadas o un error garrafal? ¿Conviene seguir este camino o rectificar? ¿Queremos que el esguince acabe en fractura? ¿Queremos profundizar en la división para hacerla irreversible o queremos trabajar para encontrar soluciones en los problemas de fondo sin llegar a una ruptura? Esta y no otra es la cuestión.

Sobre estas cuestiones os invito a leer los siguientes artículos:

Sigo convencido de que lo que nos conviene es avanzar hacia una España federal, lo defiendo nuevamente en el artículo “Una reforma federal de la Constitución” publicado en la revista El Siglo en el que también defiendo el ejercicio del derecho a decidir de forma acordada en el marco de la legalidad. Para los interesados en el debate federal y, en particular, para los que dicen que esto del federalismo no se abre camino fuera de Cataluña, recomiendo la lectura del muy reciente trabajo colectivo “Por una reforma federal del Estado autonómico” de la Fundación Alfonso Perales, think tank del socialismo andaluz. Merece la pena.

Os recomiendo también que leáis los siguientes artículos relacionados con la política catalana:

Sobre la necesidad de actuar urgentemente para regenerar la vida política y limpiar su imagen os invito a leer las siguientes reflexiones:

Sobre cuestiones relativas a la situación económica española y la gestión del gobierno del PP al respecto podéis leer:

Sobre política europea os invito a leer los siguientes artículos:

Sobre la política en los Estados Unidos: “Obama y los sueños americanos” de Lluís Foix, El discurso inaugural del presidente Obama, “Obama 2.0” de Manuel Castells y “Los halcones del déficit, de capa caída” de Paul Krugman.

Sobre la difícil situación en Egipto podéis leer “Egipto ante el abismo”, editorial de El País.

Con reflexiones más de fondo os recomiendo la lectura de los siguientes artículos:

También os puede interesar el documento “Lecciones de la historia para la renovación socialdemócrata”, Aitor Martínez y Aitor Silván

A mí me han interesado particularmente: “La Catalunya-Ciutat i la Nació-Xarxa” de Oriol Nel·lo, “Se llamaba Anna Lizaran” de Xavier Antich y “Regresar a Espriu” de Antoni Puigverd.

ZW 333 Recomendaciones de enlaces al servicio de la reflexión y la acción política y social realizada por mi amigo Antoni Gutiérrez-Rubí. Aquí encontraréis todos los ZONA WEB.

http://vine.co/blog

La red social Twitter acaba de lanzar la aplicación Vine que permite a los usuarios publicar pequeños vídeos de 6 segundos (máximo) e insertarlos en sus tuits.

La grabación puede pausarse y construirse con distintas escenas, siempre que no supere los 6 segundos. Y, una vez en línea, se repdroduce en un loop continuo.

Estos microvideos pueden compartirse también a través del timeline de Facebook.

El poder de la imagen, la fuerza de lo audiovisual, se afianza en la red y Vine ofrece un interesante potencial para la comunicación: información, creatividad, viralidad, provocación, entretenimiento…

Vine está ya disponible, como explica en su blog el CEO de Twitter, Dick Costolo, y, de momento, puede descargarse en iPhone y iPod Touch a través de la App Store de Apple (aunque ya se ha confirmado que están trabajando para ofrecerlo en breve en otras plataformas y llegar así a la mayoría de dispositivos móviles).

Enlaces de interés:
– WhatsApp en la comunicación política

Acerca de Miquel Iceta

Sóc primer secretari del PSC, president del grup socialista al Parlament de Catalunya i candidat a la Presidència de la Generalitat

Publicado el Domingo 27 enero 2013 en Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.