Reflexiones y problemas de fondo

El sábado el Consell Nacional del PSC convocó el 12º Congreso del partido que se celebrará los días 28, 29 y 30 de octubre en Barcelona en el Palau de Congressos de Catalunya. Os invito a leer la ponència-marc del 12º Congreso, el artículo de Raimon Obiols “PSC: un nou projecte, amb modèstia i ambició” y el editorial de La Vanguardia “La depresión del PSC”. Y aprovecho para recordar la compilación de materiales míos que os podéis descargar de forma gratuita “Idees pel debat socialista”, mis artículos “Renovar y ampliar el proyecto socialista”, “El verdadero debate socialista” y “Una agenda para la renovación del PSC”, el documento de reflexión “Hacia el 12º Congreso” y mi blog específicamente dedicado al debate congresual “Endavant PSC!”.

Pero sin duda la principal noticia de la semana ha sido el intento de boicotear la reunión del Parlament de Catalunya en la que se inició el trámite parlamentario para aprobar los Presupuestos de la Generalitat para el 2011 acordados entre CiU y PP.

Sobre esta cuestión y temas que se relacionan con ella os invito a leer las siguientes aportaciones:

Antes de seguir me gustaría compartir mis reflexiones al respecto. En primer lugar y con rotundidad: el intento de subvertir o sabotear las instituciones democráticas es absolutamente inaceptable y es, además, constitutiva de delito. El Parlament de Catalunya ha conocido muchísimas manifestaciones y concentraciones de todo tipo: son muy numerosos los expedientes de crisis empresarial que han motivado concentraciones de protesta por parte de los trabajadores y sus representantes, lo mismo podemos decir de muchas reivindicaciones campesinas y de contrarios a la utilización de transgénicos o al maltrato animal, por citar sólo algunas. No defiendo, pues, que el Parlament esté aislado de la realidad o que la ciudadanía no pueda expresar sus problemas, inquietudes y reivindicaciones ante la institución que representa al pueblo de Catalunya. Estoy en contra de cualquier actuación que persiga evitar su normal funcionamiento, o la agresión o coacción de los miembros que lo integran. Y esto es lo que se pretendía el 15 de junio que, lamentablemente, ya no será sólo recordado como la fecha de las primeras elecciones democráticas después de la dictadura franquista. Y en este sentido es de justicia recordar, como lo hace a menudo el presidente de la Federació de Municipis de Catalunya, Manuel Bustos, que también se produjeron lamentables incidentes del mismo tipo que los del 15-J con motivo de la constitución de los ayuntamientos el pasado sábado día 11 de junio.

En segundo lugar, creo que el movimiento 15-m hizo muy bien en condenar la actuación violenta de las personas o grupos que agredieron a los miembros del Parlament, los trabajadores de la Cámara, los representantes de los medios de comunicación y los miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad que querían garantizar la seguridad y la integridad física de todos.

En tercer lugar, creo que la utilización de la fuerza por parte de los cuerpos y fuerzas de seguridad es absolutamente legítima puesto que se ampara en la ley y las instituciones democráticas para proteger la ley y las instituciones democráticas.

En cuarto lugar, considero que el derecho a la libre expresión de las ideas, a concentrarse o manifestarse de forma pacífica, es un derecho fundamental que sólo puede limitarse cuando impide el ejercicio de otros derechos individuales y colectivos.

En quinto lugar, considero que el movimiento del 15-m, los “indignados” expresan un malestar social profundo, con causas muy reales a las que la política, al menos por ahora, no está siendo capaz de dar ni explicaciones, ni respuesta, ni remedio.

Ciertamente nuestro sistema democrático es perfectible y no puede limitarse a los procesos de elección cada cuatro años de nuestros representantes, a pesar de que esta es su dimensión fundamental. Creo también que la principal razón de las críticas al funcionamiento del sistema democrático tienen que ver, precisamente, con la gestión de la crisis económica, con la incapacidad de subordinar los mercados a los intereses generales. Y comparto en términos generales las críticas al sistema económico que de forma a veces concreta y a veces abstracta se están expresando por muchos y muchas de los indignados. En anteriores actualizaciones semanales de mi Diario he ido recogiendo análisis del movimiento y también aportaciones críticas con la gestión de la crisis económica. Y lo seguiré haciendo. Y también es por eso que en este epígrafe he incluido el artículo del ex conseller Josep Maria Vallès en el que explica sus razones para asistir a la manifestación de esta tarde, a la que me consta que asistirán también los secretarios generales de Comisiones Obreras y la UGT de Catalunya.

Dicho todo esto, creo que hay también motivos sobrados para criticar la actuación del Govern de Catalunya que demostró su incapacidad de preservar el normal funcionamiento de nuestras instituciones. El hecho de que numerosos diputados y diputadas fueran agredidos, coaccionados o insultados, y que el president de la Generalitat y la presidenta del Parlament, varios consellers de la Generalitat y los presidentes de algunos grupos parlamentarios tuvieran que llegar al Parlament en helicóptero, con imágenes que han dado la vuelta al mundo, demuestran claramente que los mecanismos puestos en marcha por el Govern para preservar el normal funcionamiento de las instituciones fueron claramente insuficientes. Yo mismo hice una declaración pública en nombre del grupo parlamentario socialista en este sentido el jueves día 16. Podéis leer al respecto el editorial de El Periódico de Catalunya “Els dispositius de Puig” y el artículo de Xavier Sardà “Un Parlament maltractat i un conseller il·luminat”. La insuficiencia del dispositivo es un error grave si tenemos presente que la acción contra el Parlament se había anunciado con anticipación y que el propio Conseller de Interior en las primeras declaraciones del día 15 manifestaba que él había sido el único en entender la verdadera naturaleza de los hechos de la Plaza de Catalunya del día 25 de mayo. Mi impresión es que se equivocó el día 25 de mayo y se equivocó también el día 15 de junio. Espero que su comparecencia en el Parlament sirva para aclarar todas las dudas sobre la actuación del Govern.

Una de las reivindicaciones de los “indignados” es la necesidad de revisar (en el caso de Catalunya ya no se trata de revisar sino de aprobar) la ley electoral. Por eso os recomiendo que leáis el editorial de hoy de El Periódico de Catalunya “Reforma electoral”, la crónica de José Rico “¿Qui ens representa?” y los artículos de Francesc Pallarés “L’important és el vot” y Joan Botella “Cal obrir les llistes”.

Sobre esta cuestión convendría releer las “50 recomanacions dels experts sobre la llei electoral” de acuerdo con el Informe impulsado por el anterior gobierno en la pasada legislatura. También os interesará conocer el Informe de la Ponència del conjunt dels grups parlamentaris que va intentar l’elaboració d’una proposició de llei electoral de Catalunya en l’anterior legislatura (cuidado, es un archivo grande de 25,3 MB). En las páginas 13 a 27 encontraréis los comentarios de los diferentes partidos a las 50 recomendaciones de los expertos y en las páginas 255 a 277 encontraréis la propuesta de Ley electoral presentada por el PSC, inspirada en el sistema de representación proporcional personalizada vigente en la República Federal Alemana, que consiste en un doble voto, con una papeleta con candidatos individuales que aspiran a representar un distrito electoral (es elegido diputado el candidato que obtiene más votos en cada distrito) y una papeleta con lista de partido que asegura la proporcionalidad del sistema. En la actualidad se están produciendo contactos discretos entre CiU y PSC para intentar aproximar posiciones sobre esta cuestión. Confío que sirvan para iluminar el difícil camino que tiene que llevar a la aprobación de la ley electoral catalana (que necesita contar con el voto favorable de al menos dos tercios de los miembros del Parlament), pero en todo caso en septiembre habrá que activar los mecanismos institucionales para intentarlo.

Afortunadamente el intento de impedir la reunión del Parlament de Catalunya no prevaleció y el miércoles se produjo el debate sobre las enmiendas a la totalidad del proyecto de presupuestos de la Generalitat para 2011. Las enmiendas fueron derrotadas por el acuerdo CiU-PP. Os invito a visitar la sección específica dedicada a los presupuestos de la oficina parlamentaria virtual del PSC, a leer las declaraciones de nuestra portavoz parlamentaria Rocío Martínez-Sampere acusando al Gobierno de haber presentado un proyecto de presupuestos contra la cohesión social en vez de haber presentado un proyecto de presupuestos contra la crisis, el debate de las enmiendas a la totalidad producido en el Pleno, en el que Rocío Martínez-Sampere destacó por su contundencia y claridad (anunciando la constitución del nuevo tripartito de derechas CDC-UDC-PP), y las declaraciones de Jaume Colboni sobre la ley de medidas fiscales y financieras que acompaña al proyecto de presupuestos (calificada por Jaume de ley mini-ómnibus). También se debatieron en el Pleno las enmiendas a la totalidad presentadas contra este proyecto de ley, que fueron nuevamente derrotadas por el acuerdo CiU-PP.

Sobre esta cuestión os invito a leer la crónica de Lluís Pellicer “Los Presupuestos del recorte de CiU superan el primer escollo gracias al PP” y el artículo que me publicó ABC “Las razones del pacto CiU-PP”,

Antes de seguir con otras recomendaciones quiero destacar la sorpresa que me produce la grotesca maniobra de CiU empeñada en explicar que se ha visto obligada a pactar con el PP porque el PSC no estaba dispuesto a acordar los presupuestos. Es una mentira que, además, choca con hechos suficientemente conocidos. ¿Quién facilitó la investidura de Artur Mas absteniéndose en segunda votación? El PSC. Para hacerlo subscribimos un acuerdo en el que lógicamente no figuraba nuestra reivindicación de aparcar la eliminación del Impuesto de Sucesiones porque entendíamos que CiU tenía que cumplir con su compromiso electoral, y que tenía cuatro años para hacerlo. Ya desde el mes de febrero planteamos que nuestra única condición para facilitar la aprobación de los presupuestos (nuevamente con nuestra abstención   era suficiente) era que CiU aplazara un año la eliminación del Impuesto de Sucesiones. Pero CiU se negó en redondo, entre otras cosas porque ya había acordado con el PP la eliminación de este impuesto, abriendo la puerta a revisar a la baja el impuesto de donaciones y una futura rebaja de los tipos que gravan las rentas más altas en el tramo autonómico del IRPF. Hoy la maniobra de CiU para rehuir su responsabilidad sobre el pacto con el PP llega al extremo de las declaraciones de Duran Lleida que acusa al PSC de haber dado la llave de la política catalana al PP. ¿Quién ha hecho posible que las alcaldías de Badalona y Castelldefels estén en manos del PP? ¿Qué votos harán a Alberto Fernández-Díaz vicepresidente primero de la Diputació de Barcelona? Y que conste que preguntar esto no es demonizar el PP sino, simplemente, mostrar a CiU como única responsable de un acuerdo general con el PP. Y lanzo aún un último argumento: ¿Alguien podría decirme qué ofreció CiU al PSC para pactar? Nada. Porque su decisión estaba tomada hacía tiempo. Para recortar sin criterio, para rebajar impuestos a los sectores más favorecidos, para reducir la presencia institucional del PSC y para preparar un eventual pacto con Mariano Rajoy, CiU decidió hacer un acuerdo con el PP. Olvidando que hace justo un año nos manifestábamos en las calles de Barcelona protestando contra una sentencia impulsada por el recurso del PP contra el Estatut y por su campaña agresiva en el resto de España y sobre los miembros del Tribunal Constitucional. ¿Cómo explicarán ahora su opción de pactar con el PP, ahora que Alicia Sánchez-Camacho inicia una nueva cruzada contra el modelo lingüístico de las escuelas catalanas? ¿Será también culpa del PSC? ¿No era más fácil aplazar un año la eliminación del impuesto de sucesiones que es tan inoportuna como injusta en plena crisis económica?

No es de extrañar que Antoni Dalmau escriba un artículo en referencia a CiU con el título “L’art de la figuració”, ni la alerta de Antonio Franco “El PP pesa a Catalunya per primera cop” o los interrogantes de Joan Majó en su artículo “¿La lista más votada?”.

Y ya parece prepararse otro escenario de pacto CiU-PP: la ley ómnibus. Os invito a leer al respecto los artículos de Joan Subirats “Doctrina de xoc a la catalana” y Josep Maria Montaner “Privatización y desregularización”. Una ley ómnibus que pretende la modificación de más de 80 leyes, y decenas de organismos. Una ley que ha levantado muchas alertas también en los sectores culturales, como podéis comprobar en los artículos de Jaume Cabré “La ILC no pot desaparèixer”, Maria Barbal “La ILC no pot desaparèixer” y Santi Fondevila “Del dir (de CiU) al fer (de Mascarell) sobre el CoNCA”.

Para acabar con los temas relativos a la política catalana os invito a leer los artículos de Enric Company “Carod y los males de ERC” y Laia Bonet “Catalunya i el seu Estatut”.

En la política española muchos se interrogan sobre la fecha de las próximas elecciones generales, previstas para marzo del 2012. Vedlo por ejemplo en el artículo de Javier Pradera “Quién sabe cuándo”. Con razón habla Gonzalo López Alba de “Resintonizar las antenas”. Alfredo Pérez Rubalcaba ha empezado ya a ejercer como futuro candidato con propuestas concretas de futuro, como la figura del MIR para profesores, vedlo en la crónica de Laura Cantalapiedra y J. A. Aunión “Rubalcaba propone un MIR para profesores en su estreno como candidato”. De Mariano Rajoy seguimos sin saber mucho como nos recuerda Jordi Sevilla en su artículo “¿Tiene Rajoy política económica?”. Y mientras escribo esto Izquierda Unida acaba de decidir entregar el gobierno de Extremadura al PP. Lo siento pero estos no aprenderán nunca. Esta semana también ha sido noticia el intento de dimisión de tres magistrados del Tribunal Constitucional. Podéis leer al respecto el editorial de El País “Dimisiones en el TC” y los artículos de Ignacio Escolar “El PP y el Tribunal Constitucional”, Javier Pradera “El secuestro del Constitucional” y Francesc de Carreras “¿Magistrados vitalicios?”.

Os recomiendo el artículo de Fernando Valdés Dal-Ré favorable a la propuesta del Gobierno de reforma de la negociación colectiva “Una reforma equilibrada” y la valoración positiva sobre el control de la inflación de Angel Laborda “Las perspectivas de inflación mejoran notablemente”.

Sobre la crisis griega y la orientación de la política económica europea os invito a leer el artículo de Josep Borrell “La moneda i la frontera”, el editorial de El País “Juegos temerarios”, el artículo de Dani Rodrik “¿Grecia lo logrará?”, el editorial de El País “Para salvar el euro”, el artículo de Juan Fernández Vigueras “¿Rescatamos a Grecia o a la banca?”, el editorial de El País “Un respiro vital”, (sobre el acuerdo Sarkozy-Merkel), y los artículos de Jorge Fonseca “Pacto contra los ciudadanos” (sobre el Pacto por el Euro), Andreu Missé “La UE perdió el timón al ceder ante el FMI” y Kenneth Rogoff “El euro, en la encrucijada”.

Lo cierto es que sin un cambio de perspectiva en las políticas europeas no tenemos mucho margen de maniobra para enfrentarnos a la crisis sin costes sociales inasumibles. Por eso he subscrito el manifiesto “Cambiemos Europa”, sobre el que me llamó la atención Lídia Santos.

Siguiendo con temas europeos os pueden interesar el editorial de El País “Berlusconi declina” y el artículo de Javier Solana “Para recomponer las relaciones Turquía-UE”.

Con planteamientos críticos sobre la forma en que se está abordando la crisis económica os invito a leer los artículos de Joan Subirats “Per una economia social i solidària”, Vicenç Navarro “Las ignoradas causas del paro”, Miguel Angel Lorente y Juan-Ramón Capella “Las ‘manos muertas’”, Carlos Berzosa “La hecatombe de la izquierda y la crisis económica”, Justo Zambrana “La factura política de la crisis económica”, Antón Costas “La necesidad de hacer preguntas difíciles”, Paul Krugman “El gobierno de los rentistas” y Joaquín Estefanía “Letras indignadas” con recomendaciones de libros de lo que podríamos denominar “economía crítica”.

Sobre los cambios en los países árabes y las cuestiones geoestratégicas que suscitan os recomiendo los artículos de Fernando Reinares “Lo que Abbottabad revela sobre Al Qaeda”, Lluís Bassets “Negacionismo” y Xavier Batalla “El deber de proteger”, la entrevista a Javier Solana que le hace Marta López “Hauria sigut millor no posar límits a la intervenció a Líbia” y el editorial de El País “Marruecos se mueve”.

También os puede interesar el artículo de Mario Vargas Llosa sobre la victoria de Ollanta Humala en el Perú “La derrota del fascismo”.

Sobre temas de fondo os recomiendo el artículo de Miquel Puig “El desconcert de la classe mitjana”, la entrevista a Michel Wieviorka que le hace Lluís Amiguet “¡Qué fracaso!: nuestros hijos ya viven peor que nosotros” y el artículo de Pedro Viguer “Cómo modernizar la justicia”.

La recomendación del libro de Isidre Molas “El meu temps de presó. 1962-1963. Trencadís de records” publicado por “Edicions 62″ en el artículo de Marc Carrillo “La memòria d’Isidre Molas”.

Y acabo con artículos que recuerdan a personas queridas que ya no están entre nosotros: “Espíritu crítico” de Llàtzer Moix sobre Jorge Semprún, “L’altre Quico Sabaté” de Jordi Font, tres artículos sobre Carles Navales muerto repentinamente esta semana “Elogio de un reformista” de José Luis López Bulla, “Carles Navales, un sindicalista precoz” de Pere Ríos y “Carles Navales, el noi del vidre” de Santiago Carrillo. Y el homenaje a Jordi Solé Tura en el Parlament de Catalunya, con la profunda y emotiva intervención de Montserrat Tura.

ZW 263 Recomendaciones de enlaces al servicio de la reflexión y la acción política y social realizada por mi amigo Antoni Gutiérrez-Rubí.

III Congreso Internacional de Ciberperiodismo y Web 2.0

http://ciberpebi.wordpress.com

El III Congreso Internacional de Ciberperiodismo y Web 2.0: “La transformación del espacio mediático” se celebrará en Bilbao del 9 a 11 de noviembre de 2011. (…) La web 2.0 refuerza la idea del usuario como creador y no sólo como consumidor de medios. Aquellas personas que antes eran clientes de información se convierten paulatinamente en editores, y muchas de las aplicaciones asociadas con la web 2.0 pretenden ayudarles a organizar y publicar sus contenidos. La mala noticia es que este fenómeno podría considerarse como un menoscabo del papel tradicional de las empresas de medios. La buena es que está potenciando la demanda de una nueva forma de información compartida y centrada en la comunidad.(…). Está abierto ya el periodo de presentación de propuestas de comunicación. Estas son las fechas a tener en cuenta.

En el programa se contemplan un total de doce conferencias impartidas por profesores de distintas universidades, que abarcarán temas como: “Efectos de los mecanismos de participación de los lectores en la construcción de la memoria en el Periodismo digital”, “El nuevo ecosistema mediático”,“La creatividad y la innovación en el periodismo digital”, etc.

Entre los participantes, Cristina Juesas con la ponencia: “El reto de la participación: de la web social al éxito.”

Anuncios

Acerca de Miquel Iceta

Sóc primer secretari del PSC, president del grup socialista al Parlament de Catalunya i candidat a la Presidència de la Generalitat

Publicado el Domingo 19 junio 2011 en Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.