Los porqués del no a los presupuestos

La noticia política de la semana en Catalunya ha sido la presentación del proyecto de presupuestos de la Generalitat para 2011, que ha coincidido con la aprobación en el Parlament de la práctica eliminación del impuesto de sucesiones acordada entre CiU y PP. Os invito a estudiar el proyecto de presupuestos en la página web de la Generalitat, a leer las declaraciones de la portavoz económica del Grupo Socialista, Rocío Martínez-Sampere sobre la eliminación del impuesto de sucesiones y sobre el proyecto de presupuestos, y un vídeo en el que la portavoz socialista habla de los presupuestos. Los socialistas presentaremos una enmienda a la totalidad del proyecto y votaremos no a los presupuestos porque entendemos que se resignan ante la crisis, son insolidarios y también imprudentes a la hora de gestionar con credibilidad el déficit de la Generalitat.

Desde las filas de CiU y también desde algunas tribunas de opinión se nos interpela permanentemente a los socialistas catalanes para que apoyemos al proyecto de presupuestos o, como mínimo, que nos abstengamos para facilitar su aprobación. Es estribillo es conocido: “al fin y al cabo ustedes son responsables del déficit y tampoco hay margen para hacer unos presupuestos muy diferentes”. Las dos premisas son falsas: ni la situación de las finanzas de la Generalitat es tan mala como la pintan (ahora vemos como el PP hace lo mismo en Castilla-La Mancha diciendo como dijo aquí Oriol Pujol que no pueden pagar la nómina) ni el déficit es atribuible a excesos en el gasto sino a la caída de ingresos causada por la crisis. La prueba de que la situación no es tan mala es la buena acogida de la emisión de bonos de la Generalitat impulsada por el actual Gobierno que, por cierto, criticó muchísimo al gobierno anterior cuando éste hizo una emisión similar.

Los socialistas acreditamos nuestra disposición a colaborar en tiempos difíciles facilitando la investidura del President Mas, al día siguiente de una severa derrota electoral. En cambio, no apoyaremos los presupuestos porque, sencillamente, no los han querido pactar con nosotros. Dejando de lado la permanente carencia de sentido institucional del gobierno, más obsesionado en responsabilizar de todos los males al anterior gobierno que no en buscar la colaboración de los socialistas, hace meses veníamos advirtiendo de que no sería posible acordar los presupuestos si los recortes en políticas sociales iban, además, acompañados de una reducción de impuestos a los sectores más favorecidos. Éramos y somos conscientes de que el gobierno tenía y tiene poco margen, pero ha decidido utilizar el poco margen que tiene para renunciar a ingresos fiscales y a la necesaria pedagogía cívica, que consistiría en explicar que se piden esfuerzos a todo el mundo y, en especial, a los que más tienen. CiU ha utilizado el poco margen que tiene para asegurarse el voto del PP, abriendo también la puerta a una futura reforma a la baja del impuesto de donaciones y a reducir el tipo autonómico del IRPF a las rentas más altas. Incluso mienten cuando hablan del impacto de la reforma del Impuesto de Sucesiones que han acordado con el PP. Mientras en la memoria del proyecto de presupuestos limitan el impacto a una bajada de 51 millones de euros en la recaudación, en la memoria del proyecto de reforma del impuesto de sucesiones señalaban una bajada en la recaudación de 157,8 millones de euros en 2011 y de 102,4 millones de euros en 2012. Tampoco les gusta que recordemos que ellos nunca votaron ningún presupuesto del gobierno anterior (y recordemos que la crisis originada en 2007 tuvo impacto sobre los presupuestos de 2008, 2009 y 2010), ningún presupuesto del gobierno Zapatero, y que sus propuestas presupuestarias, de forma indefectible, consistían en aumentar los gastos y reducir los ingresos. Si les hubiésemos hecho caso, probablemente la Generalitat habría quebrado. Si querían un acuerdo presupuestario con los socialistas hubiesen tenido que negociarlo, aplazando las medidas que reducen los ingresos públicos, asegurando que los presupuestos son eficaces para luchar contra la crisis y generar empleo, y revisando los recortes para corregir injusticias. Pero el acuerdo CiU-PP va exactamente en la dirección opuesta. No se nos puede pedir a los socialistas un “gesto de país” si el Gobierno que nos lo pide no es capaz de hacer el gesto de aplazar ni que sea un año la eliminación de un impuesto, puesto que tiene cuatro años para cumplir su compromiso de campaña.

Sobre estas cuestiones os invito a leer la entrevista que me hacen hoy Anna Serrano y Carles Rivera en los diarios Avui y El Punt, y los artículos de Albert Sáez “Entre Mas i Montilla”, Toni Sust “El Govern es proposa modificar 80 lleis en una sola votació” y “Les principals reformes”, y Francesc Valls “Motivos de indignación”.

Sobre las elecciones municipales os invito a leer el artículo de Enric Company “El fin del ciclo electoral progresista”. Sobre la situación postelectoral en Badalona os invito a leer los artículos de Antoni Puigverd “El caballo de Badalona”, Enric Juliana “Badalona en España”, Andreu Mayayo “Un Hamlet convergent” y Joan Subirats “Badalona: cal prendre’n nota”. Tanto el PSC como ICV-EUiA se han mostrado dispuestos a un pacto que dé estabilidad al gobierno de Badalona y que evite que la tercera ciudad de Catalunya es convierta en la capital del PP en Catalunya y la capital de la xenofobia en España. Si esta disposición no es suficiente la única responsabilidad recaerá sobre CiU. Y a pesar de que los responsables de CiU dicen que no hay nada decidido, todo apunta a que el apoyo del PP a los presupuestos pasa no sólo por la reducción de los impuestos a los más favorecidos sino que también incluye las alcaldías de Badalona y Castelldefels, en las que el PP es la lista más votada pero no podría gobernar sin la colaboración de CiU. Sobre la entrada de partidos abiertamente xenófobos en algunos ayuntamientos catalanes no os podéis perder el artículo de Andreu Mayayo “Mohamed, 4.000 euros”.

Sobre la operación desproporcionada de la policía de Catalunya contra los concentrados en la Plaza de Catalunya de Barcelona, os invito a leer los artículos de Gabriel Pernau “Felip, l’hem feta grossa”, Lluís Bassets “Maniobras soberanas” y Llucia Ramis “La neteja de Felip Puig”.

Sobre temas relativos a la política catalana os interesarán también los artículos de Antoni Dalmau “Sobre la credibilitat” (en el que denuncia la utilización que hacen algunos partidos de los resultados electorales para rehuir todo tipo de responsabilidades), Josep-Lluís Carod-Rovira “ERC, 25 anys després” (explicando su decisión de darse de baja del partido que presidió) y Manel Pérez “Finanzas en Sitges” (en el que explica algunas claves financieras de fondo al hilo de la celebración en Sitges de las Jornadas del Círculo de Economía).

Sobre el debate precongresual del PSC os invito a leer la entrevista que me hacen hoy Anna Serrano y Carles Rivera en los diarios Avui y El Punt, la entrada “Imprescindibles” en el blog de Jordina Freixanet que os llevará a otros muchos blogs con aportaciones al debate del PSC, la entrada “Un salt endavant” del blog de Paco Aranda, el artículo “El futur del PSC: entre el reencís i l’acció” de Joan Ferran, el Manifest per un nou Socialisme Català, la entrada “Idees sobre persones” del blog de Francesc Trillas, el artículo “Renovación y rejuvenecimiento” de Joan Majó, la intervención de Raimon Obiols en la asamblea de Nou Cicle celebrada en Saifores y la aportación de Jordi Casanova “Un altre decàleg” que me hizo llegar por correo electrónico dándome permiso para darle publicidad.

Pasando a temas relativos a la política española os invito a leer los artículos de Joana Bonet “El PSOE y el efecto calamar” y Josep Fontana “Marea negra”, el editorial de El País “Fuera del mundo” sobre el escándalo del diccionario histórico de la Real Academia de la Historia, y los artículos de Ignacio Escolar “Rajoy: mejor no decir nada” y Ernesto Ekáizer “Yo, Mariano”.

Contradiciendo la falsa tesis según la cual la izquierda gestiona peor que la derecha podéis leer los artículos de Lucía Abellán “Las autonomías del PP tiran del gasto” y “La derecha genera más deuda municipal” de Luis Doncel.

Sobre el empleo y la reforma de la negociación colectiva podéis leer el editorial de El País “Contaminación política” y los artículos “En temps de pròrroga” de Josep-Maria Ureta, “Ahora llega la reforma prudente” de Manuel V. Gómez y “El mercado laboral acusa la favorable estacionalidad” de Angel Laborda.

Sobre los inicios de la etapa Rubalcaba podéis leer los artículos “Rubalcaba i l’agnòsia” de Enric Hernández y “Quan el candidat és el missatge” de Joaquim Coll, el editorial de El Periódico de Catalunya “Rubalcaba dóna ales al PSOE”, y los artículos “El PSOE escurça la distància en 5 punts i se situa a 9 del PP” de Juan Ruiz (sobre la encuesta publicada por El Periódico de Catalunya), el análisis de Angels Pont “Un obstacle per a Rajoy en el camí a La Moncloa” y el artículo de Anton Losada “¡Que ve Rubalcaba!”.

Sobre las concentraciones de los ‘indignados’ del 15-m podéis leer los artículos de Pere Vilanova “Las plazas y el día siguiente”, Rosa Montero “Reinvención”, Mercè Ibarz “Lo que hay es algo nuevo”, Pere Rusiñol “21 ideas inspiradas en el 15-M” y Juancho Dumall “Indignats, no utòpics”. También os interesará el artículo de Guillaume Fourmont “La crisis derriba gobiernos”.

Os recomiendo seis artículos que reclaman una revisión del pensamiento de izquierdas: “Demasiado grande para caer” de Juan Fernando López Aguilar, “Indignarse no es suficiente: hay que ser más inteligente” de Daniel Innerarity entrevistado por Lluís Amiguet, “Els reptes del sindicalisme” de Joan Carles Gallego, “Política y mercado: la ruptura” de Diego López Garrido, “Desalmado capital” de Santos Juliá y “¿Quién le pone el cascabel al gato?” de Santiago Carrillo.

También os recomiendo una docena de artículos que cuestionan el planteamiento económico dominante: “Los ricos y la deuda pública” de Vicenç Navarro, “No puede ser de otra manera” de Miren Etxezarreta, “La política, ostatge de la banca” de Antón Costas, “Nou esglaó en el retrocés social” de Xavier Orteu (sobre la contratación de trabajadores por vía de subasta), “Responsabilitat i ‘perills invisibles’” de Dídac Ramírez, “El pulso del poder económico al poder político” de Joaquín Estefanía, “La deuda pública. ¿Qué ha estado ocurriendo en nuestras finanzas?” de Vicenç Navarro, “Les polítiques d’austeritat condemnen Europa i els EUA a l’estancament” de Joseph Stiglitz entrevistado por Agustí Sala, “Reestructurar la deuda no es el fin del mundo” de Joseph Stiglitz entrevistado por Manuel Estapé Tous, “L’euro es trenca” de Joaquim Coello, “La crisis tiene solución, Berlín la complica” de Paul de Grauwe entrevistado por Claudi Pérez y “Contra la impotencia aprendida” de Paul Krugman.

Sobre el inicio de cambio de ciclo político en Italia os invito a leer los artículos “¿El fin del principio?” de Miguel Angel Bastenier y “El viento político cambia en Italia” de Miguel Mora.

Sobre la situación en los países árabes podéis leer los artículos “El mundo como debe ser” de Lluís Bassets, “El Sáhara Occidental en el nuevo tiempo árabe” de Bernabé López García y “Llega el verano árabe” de Lluís Bassets.

Sobre la dimensión global de los problemas y la ineficiencia de los instrumentos para abordarlos podéis leer los artículos de Jean-Marie Colombani “Los límites del G-8”, Daniel Innerarity “Un mundo amurallado” y Pascal Boniface “El poder real del G-8″.

Sobre varios temas de debate podéis leer los artículos “¿Hacia dónde deben mirar los mercados de carbono?” de Jordi Ortega, “Trenta anys amb la sida, ¿i ara què?” de Jordi Casabona, “La racionalidad como rara avis” de Adela Cortina, “Juicio justo: celeridad y publicidad” de Joan J. Queralt, “Los medios y el sentido” de Sami Naïr y “Sense sentiments morals” de Quim Brugué (sobre la crisis económica como crisis moral y de valores).

ZW 261 Recomendaciones de enlaces al servicio de la reflexión y la acción política y social realizada por mi amigo Antoni Gutiérrez-Rubí.

http://www.ciutadania40.cat/

Ciudadania 4.0 es una plataforma para el desarrollo de iniciativas ciudadanas en Internet, que se van agrupando en un mapa virtual. En el mapa se muestra (con 110 iniciativas) como son los propios ciudadanos los que, a través de las nuevas tecnologías, ofrecen servicios que ofrecían exclusivamente hasta el momento las empresas y cómo estas deben ser ahora las que aprovechen las iniciativas para mejorar su productividad e innovar en proyectos de futuro.

El proyecto, desarrollado por Telefónica, tiene como objetivo impulsar las posibilidades que ofrece la red para mejorar la competitividad y eficacia de empresas e instituciones de Catalunya, y se enmarca en el plan Catalunya 4.0, que estudia el impacto de las nuevas tecnologías en la sociedad catalana.

Algunas de las iniciativas que encontramos son: Gracia.net, donde vecinos y asociaciones del barrio barcelonés de Gràcia se relacionan para tratar cuestiones diversas que les afectan, sin intermediarios; E-hitchhiking, de la Universitat de Girona, que ofrece la posibilidad a sus 15.000 miembros de compartir coche en un mismo trayecto; o Vecindari.us que busca y encuentra servicios útiles de cualquier ciudad introduciendo una dirección.

Para acabar, el concurso AbreDatos, en su II edición, anunciaba ayer jueves 2 de junio los tres proyectos ganadores: 1er Premio: El Disparate (ficha equipo); 2º Premio: Aquí os quedáis (ficha equipo); 3er Premio: AbreLibros (ficha equipo).

 

Acerca de Miquel Iceta

Sóc primer secretari del PSC, president del grup socialista al Parlament de Catalunya i candidat a la Presidència de la Generalitat

Publicado el Domingo 5 junio 2011 en Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.