Primero hablemos de ideas

Cuando se acercan los congresos de los partidos empieza un baile de nombres sobre quién debe encabezar la nueva dirección. Es una discusión importante, pero aún lo es más el debate sobre qué ideas y qué proyecto debe aprobarse, y hay que hablar antes del “qué” que del “quién”. Por eso he publicado hoy en El Periódico de Catalunya el artículo “Una agenda para la renovación del PSC”. Es un breve resumen de un documento de reflexión que encontraréis en el web Endavant PSC! A continuación encontraréis transcrito el artículo:

UNA AGENDA PARA LA RENOVACIÓN DEL PSC
El Periódico de Catalunya, 26.05.11

Las derrotas del PSC en las elecciones al Parlament de Catalunya de noviembre del 2010 y en las municipales del domingo exigen una reflexión en profundidad. Tenemos que saber interpretar los cambios sociales y atender las nuevas demandas ciudadanas, restableciendo los lazos con nuestra base tradicional y estableciendo nuevos vínculos con los jóvenes y los sectores más emprendedores e innovadores. Para eso hace falta que el objetivo fundamental de nuestro 12º congreso sea la renovación profunda, sólida y colectiva del proyecto político del socialismo catalán, que debe convertirse en el motor de la alternativa de progreso que nuestro país necesita. En mi opinión, 10 son los retos que configuran la agenda de la renovación del PSC.

1. Renovar el proyecto socialista a partir de los valores contenidos en nuestra declaración de principios, haciéndolo atractivo, sumando voluntades, multiplicando esfuerzos y enlazando sensibilidades, porque nuestra fuerza reside en nuestras ideas, cohesión interna y capacidad de sumar.

2. Hacer del PSC un innovador laboratorio de ideas, un espacio abierto y acogedor para el debate y la acción política, rehaciendo de abajo arriba nuestra conexión con la ciudadanía y con los exponentes más creativos y dinámicos de la sociedad.

3. Recuperar la capacidad de agregación del PSC, volviendo a ser la referencia de una mayoría social progresista, capaz de representar a los trabajadores, las clases populares y los que comparten las ideas de progreso; capaz de atraer a los ciudadanos más conscientes y de incorporar a la política a los recién llegados. El PSC debe tejer una amplia alianza social por el progreso, con sindicalistas, creadores, activistas sociales y emprendedores, en diálogo abierto con sectores catalanistas de talante liberal, sectores ecologistas y de izquierda crítica, y sectores federalistas y soberanistas de izquierdas.

4. Encabezar un proyecto de cambio social capaz de vencer la actual subordinación de la democracia a la ley de los mercados, reivindicando la política, mejorando los mecanismos de representación y participación, recuperando la crítica a las desigualdades, las crisis, la precariedad y la pobreza generadas por el sistema capitalista, y renovando nuestros planteamientos económicos y fiscales para hacer viable el Estado del bienestar. Tenemos que ser capaces de impulsar las reformas necesarias para asegurar nuestra posición en la economía global y, al mismo tiempo, garantizar los servicios públicos y promover la justicia social.

5. Desarrollar un proyecto de progreso para Catalunya, con vocación mayoritaria, para asegurar el progreso económico sostenible, la cohesión social y la calidad ambiental, impulsar el autogobierno de Catalunya y preservar la unidad civil erosionada por tensiones identitarias y el impacto de la inmigración. El PSC tiene que ser rotundo en la defensa de este proyecto en Catalunya y fuera de ella.

6. Recuperar el espíritu del pacto constitucional a partir de un acuerdo que reconozca y desarrolle el potencial federal del Estado de las autonomías y asegure el carácter plurinacional, pluricultural y plurilingüístico de un Estado español eficiente, movilizando a la mayoría de los catalanes que creen que esta es la mejor manera de defender los intereses de Catalunya y tejiendo complicidades políticas, sociales y culturales en el resto de España en favor de este nuevo pacto federal.

7. Trabajar por el acuerdo entre el PSC y el PSOE sobre el nuevo horizonte federal de España y para actualizar la relación entre ambos partidos políticos, asumiendo la expresión de la opinión y el voto diferenciados del socialismo catalán en el marco de un grupo parlamentario federal de todos los socialistas en el Congreso de los Diputados en aquellas cuestiones de importancia trascendental para Catalunya que no hayan podido ser acordadas previamente.

8. Impulsar un compromiso de reflexión, presencia y activismo en el debate de la izquierda europea, promoviendo una verdadera gobernanza económica y una nueva regulación de los mercados globales y las transacciones financieras internacionales, para defender el modelo social europeo y asegurar que la economía esté al servicio de las personas.

9. Mejorar nuestra organización, nuestra forma de hacer política y nuestra relación con la sociedad. Actualizando los mecanismos de información, comunicación, formación y debate para hacerlo posible, también con el uso creativo de las nuevas tecnologías. Una organización más abierta, acogedora, transparente, cercana, participativa, moderna y eficaz.

10. Construir una dirección fuerte, colegiada, capaz de recoger todos los acentos para impulsar un proyecto sólido y coherente, capaz de comunicar bien, de transmitir esperanza e ilusión, consciente de la necesidad de impulsar un relevo generacional, con un liderazgo que piense mucho más en necesidades colectivas que en ambiciones individuales y que no condicione la decisión sobre la futura candidatura socialista a la presidencia de la Generalitat de Catalunya, que tendremos que tomar, cuando corresponda, a través de un proceso de elecciones primarias.

Acerca de Miquel Iceta

Sóc primer secretari del PSC, president del grup socialista al Parlament de Catalunya i candidat a la Presidència de la Generalitat

Publicado el Jueves 26 mayo 2011 en Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.