Egipto empieza la transición

La noticia de la semana es sin duda la caída de Hosni Mubarak y el inicio de una transición democrática tutelada por el ejército egipcio. Pero para no perder la costumbre empiezo la actualización semanal de mi Diario en Internet con un epígrafe dedicado a la política catalana. Podéis leer, en primer lugar, la entrevista a José Montilla que le hicieron Carles Cols y Albert Ollés en El Periódico de Catalunya, la entrevista a José Zaragoza que le han hecho Albert Vidal y José Ramón González Cabezas en Públic y la que me hizo Xavier Alsinet para la ACN que se está difundiendo hoy.

En esta semana han continuado los frecuentes episodios de descoordinación, cambios de criterio, deriva conservadora y desorientación general del gobierno de CiU que también centraron el control al gobierno efectuado por los partidos de la oposición en el pleno del Parlament. Podéis leerlo en los artículos de Andreu Mayayo “L’anticicló fa emmudir el conseller Puig” y “Boi Ruiz, el conseller emprenyat”, Manuel Vilaseró y Toni Sust “La cadena de rellliscades encén les alarmes a la cúpula de CiU”, Ernest Folch “Un bumerang a 80 km/h”, C. Blanchar y R. Carranco “El misterioso cargo de Xavier Crespo”, Leonor Mayor “Superar al tripartito” y Toni Sust “El govern de CiU adopta en els seus 50 primers dies la tendència del tripartit a la relliscada”.

Pero probablemente el tema que más ha centrado la atención de la semana ha sido la preparación, celebración y consecuencias de la cumbre Mas-Zapatero. Me ha gustado el artículo al respecto que publica hoy Francesc Valls “¿De qué hablaron Zapatero y Mas?”.

Creo que el presidente Mas ha sido en esta ocasión víctima de su táctica habitual: exceso de gesticulación mediática. En la estrategia de presentarse como implacable defensor de los intereses de Cataluña, el president Mas insistió una y otra vez en que no tenía ninguna confianza en el presidente Zapatero (rememorando que éste le habría traicionado Artur Mas al no cumplir el compromiso al que llegaron en el pacto estatutario según el cual Artur Mas sería presidente si llegaba el primero en las elecciones al Parlament del año 2006; dejando claro que se pactó el Estatuto a cambio de un evidente interés partidista o que se buscó en Madrid una garantía que sólo se puede encontrar en Cataluña).

Para preparar la reunión el gobierno de CiU quiso dramatizar la situación de las finanzas de la Generalitat (incluso Oriol Pujol dijo que prácticamente no podían pagar las nóminas), lo que sirvió para que los sectores hostiles a las autonomías volvieran a culpabilizarlas del déficit público español y para que el Financial Times avalara esta tesis poniendo a Cataluña en la picota. Después el gobierno de CiU decidió hacer hincapié sobre una supuesta negativa del Gobierno de España a autorizar el endeudamiento de la Generalitat, cuando ésta era una posibilidad que ya se había planteado hace meses en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera. Este último movimiento tenía con toda seguridad el objetivo de levantar artificialmente el listón de cara a la reunión para asegurar que se podría posteriormente presentar como éxito una autorización para endeudarse que, de hecho, estaba cantada. Al actuar así se levantó una falsa tormenta que hizo aparecer a Cataluña como Comunidad privilegiada ante las otras. ¿Hacía falta? ¿Valió la pena?

La reunión debió ir razonablemente bien. El acuerdo para que la Generalitat se pueda endeudar si presenta su Plan de saneamiento se produjo sin mucha dificultad: sólo hace falta que la Generalitat presente un plan creíble y más preciso que el borrador ya presentado en Madrid que, recordémoslo, no ha sido comunicado ni al Parlament ni a los grupos parlamentarios que lo integran. Sigue pendiente la cuestión del abono de los 1.450 millones de euros correspondientes al Fondo de Competitividad de 2011 –pieza clave del nuevo sistema de financiación- ya reclamada por el Conseller Castells antes de las elecciones, con la autoridad de haberlo conseguido ya en los años 2009 y 2010.

Además, el presidente Mas pidió la activación de traspasos pendientes (algunos de ellos bastante maduros como el de las becas o cuestiones relativas a los tribunales económico-administrativos) y obtuvo el compromiso de resolver el contencioso sobre la gestión del aeropuerto de Barcelona. En este último capítulo también se ha producido un trascendental cambio de posición de CiU, que cuando estaba en la oposición decía que no se podía aceptar nada que no fuera la gestión completa del aeropuerto por parte de un ente en el que la Generalitat fuera mayoritaria (el anterior gobierno defendía que la posición de la Generalitat fuera determinante, y CiU lo criticaba por poco ambicioso) mientras que ahora el presidente Mas parece dispuesto a aceptar que la Generalitat sea determinante en el acuerdo de concesión de la gestión del aeropuerto de Barcelona a una empresa privada. Creo que esta operación culminará antes de acabar el año 2011.

Como decía, de la reunión se puede hacer un balance razonable. Y no hubiera tenido ninguna contraindicación si no se hubiera producido esta sobreactuación, este exceso de gesticulación, impropio de quien tiene responsabilidades de gobierno.

El debate sobre la necesidad de recortar los gastos de la Generalitat sigue confuso a causa precisamente de la opacidad del gobierno de CiU que está escondiendo el plan de saneamiento que sí ha llevado a Madrid. Nadie duda de la necesidad de reducir gastos pero muchos ponemos en cuestión que en el mismo momento en que se quieren recortar políticas públicas que afectan a los sectores de la sociedad que más las necesitan, el gobierno de CiU siga empeñado en suprimir el impuesto de sucesiones que en estos momentos sólo recae sobre el 6% de los contribuyentes, precisamente los más privilegiados. El presidente Mas lo justifica en cuanto que compromiso electoral, pero olvida que tiene cuatro años para cumplirlo y que por lo tanto no tiene por qué coincidir con los recortes presupuestarios que según el conseller de Economía durarán dos años, y olvida también que David Cameron y Angela Merkel, que también se habían comprometido a rebajar impuestos, lo han dejado para más adelante precisamente porque ahora las cuentas no cuadran y hay que pedir sacrificios a todo el mundo, y en especial a los que más tienen. Se lo recordé el viernes en rueda de prensa.

Sigue encendido el debate sobre el presente y el futuro del Estado de las Autonomías, a veces enmascarando un descarado intento de reducir el papel del sector público y de la administración, y siempre bajo el bienintencionado objetivo de reducir el déficit y de asegurar una mayor eficacia y eficiencia del sector público. Sobre estas cuestiones os invito a leer los artículos de Xavier Bru de Sala “L’error de l’error”, Antoni Fogué “El paper de les diputacions”, Iñaki González “¿Què fem amb les autonomies?” y Francesc de Carreras “El federalismo del PSOE”. La nueva legislatura catalana ha modificado la composición del Senado y nos priva de la presencia de Carles Bonet, senador de ERC en l’Entesa Catalana de Progrés. A Carles Bonet le debemos, entre otros cosas, la aprobación del Estatuto en el Senado mientras su partido se inclinaba por el no. En reconocimiento a Carles Bonet os recomiendo que leáis la entrevista que le hace Pablo Ximénez de Sandoval en El País.

Esta ha sido la primera semana de la campaña de las elecciones primarias en las que los militantes y simpatizantes registrados del PSC de Barcelona están llamados a decidir quién encabezará la candidatura socialista al Ayuntamiento. Os invito a leer al respecto el editorial de El Periódico de Catalunya “Dues versions del projecte socialista” y la crónica sobre el debate celebrado en BTV entre Montserrat Tura y Jordi Hereu de Clara Blanchar, Camilo S. Baquero y Blanca Cia en El País.

Antoni Gutiérrez-Rubí está preparando ya el imprescindible Especial Elecciones 2011 de su web.

Antes de pasar al epígrafe dedicado a la política española os recomiendo que leáis tres documentos referidos al debate socialista: los artículos de Isidre Molas “Un debat mirant al futur” y Joan Majó “El futuro del PSC y de Cataluña” y el manifiesto “Un PSC amb perfil propi” impulsado desde las comarcas tarraconenses y las Tierras del Ebro.

Todavía se deja sentir la incidencia sobre la política española del Acuerdo Social y Económico que es recomendable leer íntegramente. Sobre el tema os interesarán los artículos de Gonzalo López Alba “El poder del pacto”, Joaquim Coll “Un acord amb relat” y Gonzalo López Alba “Quimioterapia económica y curación política”. La necesidad de reformas y acuerdos ha sido también el hilo conductor de la intervención de José Luis Rodríguez Zapatero en la conclusión de la Convención Municipal del PSOE que se ha acabado hoy en Sevilla.

Considero indignante, en términos generales, la posición política del PP y la actitud –si se  puede decir así– de Mariano Rajoy. Leed algunos ejemplos: Ignacio Escolar “Tres políticos ejemplares” y “Qué pasaría si”, Manuel Rico “Aplaudiendo a Camps”, Albert Sáez “Corrupció impune” y el editorial de El País “Camps, contra reloj”.

Sobre varios temas con relevante incidencia sobre la política española os invito a leer los artículos: “¿Legalización? Ahora sí” de Eduardo Vírgala sobre la legalización de Sortu (que comparto de pe a pa), “Nucleares y tarifa eléctrica” de Jordi Ortega, “La educación política de Chacón” de José Luis Alvarez y la entrevista a Leire Pajín que le hacen Patricia Martín y Antonio M. Yagüe en El Periódico de Catalunya.

Sobre la situación y la política económica española os invito a leer los artículos de Josep Oliver “Temps assolellat i núvols foscos”, Vicenç Navarro “¿Es el gobierno Zapatero socialdemócrata?”, Cristina Garmendia “Una historia de éxito colectivo”, José Luis Leal “La clase media y la crisis” y Angel Laborda “El sector exterior de la economía española”.

La crisis económica global sigue ofreciendo elementos de análisis y reflexión, así como de crítica a los organismos internacionales que no la previeron. Podéis leer al respecto la crónica de El Periódico de Catalunya a partir de una información de la agencia EFE “L’FMI admet que la falta de crítica durant l’época de Rato va impedir preveure la gravetat de la crisi” y los artículos “Es la política y no el mercado” de Lluís Foix, “Nous reptes, noves respostes” de Maria Badia, “El cisne pintado de negro” de Jordi Sevilla y “Autopsia de la crisis” de Joaquín Estefanía.

En el debate económico europeo es especialmente relevante la posición de Alemania. Al respecto podéis leer los artículos de Xavier Vidal-Folch “Alemán malo, alemán bueno”, Manel Pérez “Merkel tiene uno… o dos problemas” y Antón Costas “La medicina de Merkel es engañosa”.

Sobre la situación económica europea y la orientación de las políticas económicas europeas podéis leer el artículo de Claudi Pérez “Hacer catastrofismo con España y con el euro ya no es realista” recogiendo las opiniones de Kenneth Rogoff y Carmen Reinhart, Joaquín Estefanía “Los restos del modelo europeo” y Vicenç Navarro “Lucha de clases bajo otro nombre”.

A caballo entre Europa y las revueltas democráticas árabes podéis leer los artículos de Lluís Bassets “El naufragio mediterráneo de Sarkozy” y Joana Bonet “Los últimos faraones” (en el que también denuncia el intolerable machismo de Berlusconi).

El detonante de las revueltas democráticas árabes ha sido también económico y social. Podéis leer los artículos de Paul Krugman “Sequías, inundaciones y alimentos”, Joseph E. Stiglitz “El catalizador tunecino” y Kenneth Rogoff “El comodín de la desigualdad”.

Sobre las revueltas democráticas árabes y especialmente en Egipto:

Para acabar, tres flashes sobre libros. 1) Ernest Folch se hace cargo de la dirección editorial de Ediciones B. Podéis leer la entrevista que le hace Ernest Alós en El Periódico de Catalunya. 2) Ha salido la edición catalana del libro de Germà Bel “Espanya, capital París. Tots els camins porten a Madrid”, editado por La Campana. 3) El director de Libération, Laurent Joffrin recomienda con pasión el nuevo libro de Michel Wieviorka “Pour la prochaine gauche”, editado por Robert Laffont. Espero recibirlo muy pronto.

ZW 247 Recomendaciones de enlaces al servicio de la reflexión y la acción política y social realizada por mi amigo Antoni Gutiérrez-Rubí.

Recursos para los Social Media
Una interesante y completa recopilación de enlaces que lleva a cabo Luis Miguel Díaz-Meco en su blog, a partir de las aportaciones de otros bloggers, y de la que destaco los siguientes:

Introducción a las redes sociales y herramientas básicas
Kit básico de habilidades digitales
Manual de herramientas digitales
Algunas herramientas para redes sociales
25 herramientas colaborativas

Facebook y Twitter
5 herramientas para crear tu página de Facebook
12 herramientas para promocionarte en Facebook
Herramientas de Twitter para expertos
4 servicios para compartir archivos en Twitter
15 aplicaciones de foto, vídeo y audio
20 sitios para mejorar tu experiencia en Twitter
45 herramientas para Twitter
205 aplicaciones útiles para Twitter

Métricas y monitorización
Herramientas de monitorización para Social Media
Herramientas para buscar contenido en tiempo real
100 herramientas para monitorizar la web social
195 herramientas de monitorización
10 herramientas gratuitas para monitorizar lo que se dice en la red
10 herramientas SEO para blogueros
Métricas que te ayudarán a medir tus resultados en Social Media
11 alternativas a Google Analytics

Otros
9 herramientas gratuitas para convertir y editar vídeos
10 aplicaciones gratuitas para crear infografías
50 grupos de iconos para webs, blogs…

ZV (Zona Vídeo). Un toque de humor y un guiño a la web 2.0 de la mano de “María es digital” (Vimeo).

 

Acerca de Miquel Iceta

Sóc primer secretari del PSC, president del grup socialista al Parlament de Catalunya i candidat a la Presidència de la Generalitat

Publicado el Domingo 13 febrero 2011 en Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.