Todo sobre el empadronamiento

Ante la polémica acerca de la decisión del Ayuntamiento de Vic de revisar els criterios de empadronamiento de personas extranjeras, os invito a leer un documento relevante. Y, por cierto, ¿sería sensato que hubiese criterios de empadronamiento distintos en cada municipio?

Recomendaciones de la Mesa de Ciudadanía e Inmigración sobre el empadronamiento de personas extranjeras

La Mesa de Ciudadanía e Inmigración, el órgano de participación del Gobierno de la Generalitat en el ámbito de las políticas de inmigración integrado por las organizaciones más representativas del sector, los agentes socioeconómicos y las dos entidades municipalistas, aprobó en su sesión del 26 de octubre de 2009 un documento de consenso con recomendaciones sobre la gestión del padrón y el acceso al empadronamiento por parte de personas extranjeras. Este texto es el fruto de diversas reuniones previas de trabajo con más de una treintena de entes locales de toda Cataluña, representantes de las cuatro diputaciones, de la Asociación de Municipios y Comarcas de Cataluña y de la Federación de Municipios de Cataluña. Entre otros, recuerda que “empadronarse es un derecho y una obligación para todo el mundo, sea cuál sea la nacionalidad y situación administrativa” y recomienda “dar máximas garantías a la renovación del padrón de las personas extranjeras que no disponen de residencia permanente”.

Empadronamiento

1) Definición

El Padrón municipal es el registro administrativo en que se inscriben todas las personas que residen en el municipio. Enunciado de otra manera: refleja con la máxima fiabilidad la realidad demográfica del municipio. Empadronarse es un derecho y una obligación para todo el mundo, sea cuál sea la nacionalidad y situación administrativa.

Aunque es en el ámbito local donde se gestiona el hecho migratorio, es competencia de la Administración del Estado la autorización de la residencia regular. La inscripción en el Padrón es independiente de este procedimiento administrativo y se limita a reflejar la residencia efectiva en un municipio.

El Padrón tampoco es un mecanismo de control del parque de vivienda, ya que esta función corresponde al Catastro. Ahora bien, si en el momento del empadronamiento se suscita la sospecha de un uso anómalo de la vivienda, desde el Padrón se tiene que derivar al Área de vivienda para que actúe en consonancia. El Padrón, por definición, tiene que estar conectado al resto de departamentos y servicios públicos

2) Marco normativo

* Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local.

Art. 15, 16 y 17. Establecen la obligación de toda persona a inscribirse en el Padrón del municipio donde resida habitualmente y describen los datos que son obligatorios en la inscripción municipal. La responsabilidad de gestión, mantenimiento y custodia del Padrón municipal corresponde al Ayuntamiento.

Se exige también la renovación periódica (cada dos años) de la inscripción, en el caso de los extranjeros no comunitarios sin autorización de residencia permanente.

* Ley 29/1994, de 24 noviembre. Arrendamientos urbanos

Art. 8.1 y 2: No permite la cesión del alquiler ni el subalquiler sin el consentimiento previo y escrito del inquilino (propietario).

* Ley orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social.

Art. 12. La inscripción en el Padrón municipal es el requisito imprescindible para el acceso y ejercicio del derecho a la asistencia sanitaria.

* Decreto legislativo 2/2003, de 28 de abril, por el cual se aprueba el Texto refundido de la Ley municipal y de régimen local de Cataluña.

Art. 39. Las personas inscritas en el padrón constituye la población del municipio y son vecinos/as -condición que se adquiere en el mismo momento de la inscripción-, y tienen la condición política de catalanes.

Art. 40.3. Los datos de padrón municipal se cederán a otras administraciones públicas que lo pidan, sin consentimiento previo del afectado, sólo cuándo sean necesarias para el ejercicio de sus competencias, y exclusivamente para aquellos asuntos para los cuales la residencia o el domicilio sean datos relevantes.

* Real decreto 1690/1986, de 11 julio, por el cual se aprueba el Reglamento de Población y Demarcación Territorial de las Entidades locales.

Art. 54.3 La inscripción en el padrón municipal de personas que residiendo en el municipio no tengan un domicilio sólo se podrá llevar a cabo después de haber puesto este hecho en conocimiento de los servicios sociales del municipio.

3) Papel de los Ayuntamientos

El Ayuntamiento tiene la obligación de inscribir a todas las personas que viven en el municipio, e incluso tiene que ofrecer la inscripción a quien no tiene ningún domicilio fijo. El Ente local es el responsable final de ajustar el Padrón a la realidad del municipio, y por lo tanto, de recoger de manera fidedigna el número y características básicas de todos los residentes.

El Padrón dota al Ayuntamiento de una herramienta básica, ya que le permite una acción de gobierno más eficiente. Por una parte, el mapa sociodemográfico del municipio le facilita la planificación. Por otra parte, al plasmar el número oficial de habitantes, es el punto de referencia para recibir recursos externos tanto en forma de financiación como de provisión de servicios.

Obstaculizar el empadronamiento de vecinos y vecinas del municipio es impedir que asuman sus obligaciones y derechos con respecto a la Administración local. Aún más grave, les obstaculiza el acceso a derechos universales fundamentales, como la salud y la educación, y les expone a situaciones de alta vulnerabilidad.

Los impedimentos para el empadronamiento no suponen un desincentivo para la residencia efectiva en el municipio, que viene provocada por otras lógicas -como la red social y los mercados de vivienda y/o laboral. El hecho de no estar empadronado tampoco exime al Ente local de las obligaciones que le son propias – como por ejemplo, escolarización de los menores, recogida de basura …. El empadronamiento desatendido sólo traslada a los municipios vecinos la presión para empadronarse, con lo cual tan sólo se consigue distorsionar los datos poblacionales de diversos municipios.

4) Propuestas de actuación

Objetivo:

* Garantizar que el Padrón, como registro administrativo, responda a la realidad del municipio, con el fin de garantizar los derechos y los deberes de las personas y facilitar la acción de gobierno local.

– Cumplir la normativa vigente con respecto a la inscripción en el Padrón y evitar prácticas que lo obstaculicen.
– Implicar a todos los servicios municipales en la gestión del Padrón municipal.
– Dar máximas garantías a la renovación del padrón de las personas extranjeras que no disponen de residencia permanente.

Recomendaciones:

Inscripción en el padrón municipal y certificado de empadronamiento

* A fin de que el Padrón refleje la totalidad de los movimientos demográficos municipales hay que atenerse escrupulosamente a la normativa vigente.

* La inscripción en el Padrón solamente puede exigir la documentación acreditativa de:

a. la identidad -a través de cualquier documento oficial-, independientemente de la autorización de residencia.

b. el lugar de residencia, a través de cualquier documento que corrobore el domicilio, independientemente del título de uso de la vivienda:
– propietario/a: escritura pública de la propiedad, contrato o recibo de suministro (agua, gas, electricidad) o IBI …;
– arrendatario/a: copia del contrato de alquiler, contrato o recibo de suministro (agua, gas, electricidad,…)

Por extensión, se deben empadronar el cónyuge o pareja de hecho y los hijos del titular que convivan en el hogar.

En otros supuestos de convivencia en la vivienda, y con el fin de evitar empadronamientos en cadena se recomienda el consentimiento del propietario/a, acreditado por escrito y acompañado de la fotocopia de su documento de identidad.

* Si la persona que reside en un municipio no tiene domicilio fijo, se recomienda que un informe social avale esta circunstancia, y resolver la inscripción en el Padrón, asignándole una dirección institucional.

* Pedir otros documentos, como la cédula de habitabilidad, depósitos u otros, dificulta el empadronamiento, y por lo tanto, va en detrimento de los objetivos del Padrón.

* En el caso de que en el momento de empadronar se detecte que en el domicilio está inscrito un número de personas que puede afectar a los requisitos de habitabilidad (1), el Ayuntamiento no queda eximido de hacer la inscripción, si la persona presenta la documentación requerida. Es posteriormente a la inscripción que se derivará la sospecha de sobreocupación hacia los servicios municipales competentes para hacer la Inspección (2).

(1) Decreto 259/2003, de 21 de octubre, sobre los requisitos mínimos de habitabilidad ente los edificios de viviendas y cédulas de habitabilidad.
(2) Ver el capítulo de Vivienda y urbanismo, actuación en situaciones de uso anómalo de la vivienda.

* En el momento del empadronamiento hay que informar a los nuevos vecinos de la necesidad de comunicar cualquier cambio de los datos al Padrón municipal.

* En caso de que la persona extranjera no tenga autorización de residencia permanente se le tiene que informar de la necesidad de renovar la inscripción antes de los dos años, según marca la normativa vigente.

* La inscripción en el Padrón, como servicio básico del municipio, se tramita en el mismo momento que se solicita y se presenta la documentación requerida. En caso de que haya dificultades lingüísticas o hagan falta documentos adicionales, se puede establecer un plazo para suplirlos.

* El volante o justificante de empadronamiento se emite inmediatamente, sin la necesidad de que el interesado se persone otra vez.

Baja y actualización del Padrón

* La modificación de los datos del Padrón por parte del Ayuntamiento se tiene que hacer con conocimiento de la persona interesada. En las bajas, el Ayuntamiento tiene que notificarle previamente la propuesta.

* La información que pueda obtener cualquier otro servicio del Ayuntamiento, o cualquier otra administración, sobre algún hecho que pueda afectar al registro, hay que transmitirla al Padrón, para que la verifiquen, la comuniquen al interesado/a y procedan a la modificación, si ocurre.

* En el caso de las bajas de oficio por inclusión indebida se debe notificar anticipadamente a la persona interesada a través de los procedimientos normativos. Para las bajas por expulsión, emitidas por el INE, no es obligatoria la audiencia previa. Tampoco lo es en el procedimiento de baja por caducidad de la inscripción padronal.

* En cualquier caso, de acuerdo con un principio garantista y para ajustarse a los objetivos propios del Padrón, se recomienda la verificación y audiencia pública. Tampoco se debe efectuar la baja si el interesado se persona en las dependencias del Ayuntamiento y manifiesta su voluntad de seguir residiendo en la localidad.

Acceso y cesión de los datos

* El derecho a la protección de los datos justifica centralizar el acceso de terceros al Padrón, y registrar las entradas, incluyendo allí información sobre el usuario/a, datos consultados y momento del acceso.

* En el caso de consultas externas, aparte de atenerse a las pautas mencionadas, las solicitudes tienen que justificarse. Para resolverlas, el Ayuntamiento hará hincapié en los usos que pudieran ir en detrimento de los derechos de otras personas.

* Al mismo tiempo, vista la utilidad de los datos del Padrón para la gestión pública, el traspaso de los datos, tanto entre servicios municipales -como, si procede, con el Consell Comarcal-, se debe entender como una herramienta necesaria en beneficio del vecindario (teniendo en cuenta lo que prevé la ley de Protección de datos).

Padrón, puerta de entrada e interconexión de la información

* La oficina del Padrón es el primer contacto con la Administración local que la persona tiene al llegar al municipio donde prevé residir. Esta circunstancia se debe tener en cuenta ya que condicionará su futura percepción sobre el Ayuntamiento.

* Dada su función de puerta de entrada, los servicios de acogida deben empezar en el momento en que la persona se empadrona. De aquí que sea imprescindible establecer una colaboración estrecha del Padrón con el agente de acogida y con los servicios municipales que correspondan.

* La información que genera el empadronamiento tiene una gran utilidad para muchos otros servicios públicos del municipio (por ejemplo en la escolarización). Por esta razón, el Ayuntamiento tiene que articular un circuito interno para transferir los datos a los servicios correspondientes, de manera que éstos puedan ajustar su acción a la realidad demográfica.

* Dado que el Padrón no es un instrumento de control, desde este registro administrativo es razonable informar a los servicios municipales responsables de la Inspección las sospechas de sobreocupación o sobreempadronamiento.

* Gracias a la interconexión de la información, no está justificado que ningún servicio municipal o comarcal solicite el justificante o volante de empadronamiento, documentación de la que puede disponer por vía interna.

Apoyo al Padrón municipal

* Teniendo en cuenta la diversidad de nuevos vecinos/as, el Padrón puede recibir el apoyo de servicios especializados en la gestión de la diversidad.

* Con respecto al apoyo lingüístico, se puede contar con los agentes de acogida y con los de la bolsa de traductores/as e intérpretes de los consells comarcales. Los impresos multilingües también pueden ser de utilidad.

* Con respecto al apoyo administrativo y jurídico, pueden dirigir las consultas al 012.

NOTA: Este documento fue elaborado por el Grupo de Trabajo de Mundo local de la Mesa de Ciudadanía e Inmigración, formado por representantes de los Ayuntamientos de Alcarràs, Arbúcies, Badalona, Banyoles, Barcelona, Clariana de Cardener, Igualada, Seu d’Urgell, L’Hospitalet de Llobregat, Lleida, Manlleu, Manresa, Mataró, Palafrugell, Puigcerdà,  Reus, Salt, Sant Pere Pescador, Santa Coloma de Gramenet, Tarragona, Terrassa, Tortosa, Tremp, Ulldecona, Vic, Viladecans, Vilafranca del Penedès, Vila-seca, los Consells Comarcales de la Segarra, el Montsià y el Tarragonès, las Diputaciones de Barcelona, Girona, Lleida y Tarragona, la Federación de Municipios de Cataluña, la Asociación Catalana de Municipios y Comarcas, y, por parte del Gobierno de Cataluña, la Dirección general de Administración Local y la Secretaría para la Inmigración.

Anuncios

Acerca de Miquel Iceta

Sóc primer secretari del PSC, president del grup socialista al Parlament de Catalunya i candidat a la Presidència de la Generalitat

Publicado el Martes 19 enero 2010 en Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.