Un grave error del PP

No me extraña encontrar gente que piensa que alguien me ayuda a hacer el diario. Los hay que incluso me dan el nombre de supuestos “negros” que me hacen el trabajo. No se lo reprocho porque realmente me da mucho trabajo y se hace difícil entender de dónde saco el tiempo para hacerlo. Más de una vez he pensado si no merecería más la pena escribir comentarios breves y más a menudo que el esfuerzo de hacer un resumen semanal con pretensiones de exhaustividad. Pero no acabo de decidirme a hacerlo porque cuando hablo con alguien del tema siempre me corta diciendo que esto que hago es muy útil. Espero que no me lo digan sólo para alegrarme el oído… También es cierto que los cambios que he ido introduciendo (forzados a menudo por causas técnicas que nunca entiendo del todo) hacen que de vez en cuando recupere algún antiguo lector o lectora del diario que me dice que está muy contento de haberme reencontrado… En fin, que seguiré con este formato “mientras el cuerpo aguante”. El mucho trabajo del diario condiciona mucho mi agenda, ya lo saben quienes quieren contar conmigo algún domingo… O yo mismo cuando, como este fin de semana hubiera querido escaparme al País Vasco para seguir la campaña de Patxi López… Pero como dice el refrán castellano “teta y sopa no cabe en la boca”.

Sin más preámbulos empiezo por el mismo tema de la semana pasada: los presuntos y graves casos de corrupción que afectan al PP y la reacción de este partido ante estos hechos. De historias de espías hemos pasado a las historias de ladrones y policías, sin olvidar la descarnada lucha por el poder económico de Caja Madrid y el Canal de Isabel II y su eventual privatización. No es un tema que me entusiasme particularmente puesto que creo que un debate político centrado en los casos de corrupción acaba deteriorando la imagen de todos los partidos. Y con esto no estoy defendiendo en absoluto que no se hable de ello. Conviene aclararlos inmediatamente para poder separar las pocas manzanas podridas del resto. Sobre el daño que hacen las filtraciones sumariales y el hecho de que promuevan una sospecha generalizada ayudando a que los responsables se puedan escapar habla Enric González en su artículo “Filtraciones”. En este caso, además, no creo que sea bueno tener al principal partido de la oposición incapacitado para ejercer su función puesto que, como dice Fernando Vallespín en su artículo “Buscando una oposición desesperadamente”, para tener el mejor gobierno hay que tener la mejor oposición. Lamentablemente la actitud del PP no está siendo la más adecuada para resolver de forma rápida y ejemplar esta cuestión. Está cometiendo los mismos errores que casi todos los partidos cometemos en casos similares: matar al mensajero, señalar a los adversarios como causa de todos los males, cerrar filas y esperar a que pase el chaparrón. Es una estrategia condenada al fracaso y en nuestro país hemos tenido suficientes ejemplos como para saberlo. Más valdría contribuir a aclarar los aspectos denunciados, condenar las prácticas irregulares o ilegales que se hayan podido producir, depurar responsabilidades, pedir excusas y seguir adelante. Es lo que pedía el editorial de El Periódico de Catalunya “La tinta del calamar”.

En estos momentos la dimensión de los presuntos casos de corrupción es tan grande que se hace difícil abarcarla. Para hacerlo os recomiendo que leáis el resumen que hacen hoy Francisco Mercado en El País y Juanma Romero en Público, así como la crónica de Francisco Mercado sobre cómo se reventó esta trama. De la dimensión del embrollo y sus consecuencias se hacía eco el editorial de El Mundo del pasado domingo “Cómo el PP puede aún evitar el estigma de la corrupción”. El pasado lunes el ex-diputado del PP Joaquín Calomarde también se hacía eco de ello en forma rotunda en su artículo “Espionaje en Madrid y decencia democrática”, mientras Ignacio Escolar habla de una “Guerra nuclear en el PP”. Y, como telón de fondo, la lucha para sustituir a Mariano Rajoy.

Lamentablemente el PP ha cometido un grave error y ha optado por desenterrar la teoría de la conspiración (sí, aquella según la cual ETA estaba detrás de los atentados del 11-M en Madrid, aquella según la cual fue el PSOE quien manipuló a la opinión pública para ganar las elecciones del 2004). Habla de ello Manolo Saco en su artículo “De nuevo, la teoría de la conspiración”. Y el PP quiso escenificar la unidad ante una agresión con la foto de su dirección rodeando a Mariano Rajoy. Parece mentira que no vean que así aparecerán como cómplices de los que puedan haber cometido alguno de los delitos que se les imputa si finalmente la justicia los condena. Era una foto a medio camino entre la última cena pintada por Da Vinci y el grito de “¿Quién mató al Comendador? Fuenteovejuna, señor. Fuenteovejuna, todos a una”. Sobre la foto podéis leer el artículo de Lucía Méndez en El Mundo “La familia que sufre unida permanece unida” y el de Montserrat Domínguez en La Vanguardia “Retrato de familia herida”. Cómo es sabido este tipo de argumentos sólo funcionan con el núcleo más duro y compacto de los seguidores de un partido y tienden a alejar a este partido de los sectores más moderados o indecisos. De aquí el editorial de El País saca la conclusión “Rajoy pierde el norte”.

El PP ha intentado personarse en el sumario instruido por el juez Garzón, que ha rechazado esta pretensión. El PP ahora acusa a este juez de animadversión política. Floja memoria la del PP que aplaudía rabiosamente a Garzón cuando el juez actuaba contra responsables socialistas. El propio Rajoy había subrayado los méritos del juez. Incluso el PP quiere extraer consecuencias del hecho de que Garzón y el Ministro de Justicia hubiesen coincidido en una cacería. Realmente tal y como están las cosas resulta inverosímil la teoría del PP según la cual el PSOE estaría manipulando la Justicia contra este partido, precisamente en unos momentos en que la relación entre los jueces y el gobierno no es precisamente inmejorable. Sobre estas cuestiones podéis leer los artículos de Manolo Saco “El cazador cazado o la carcajada nacional” y “¿Cuál será la próxima ocurrencia?”, el editorial de El Periódico de Catalunya “Corrupció, justícia i sainet” y los artículos de Francisco Balaguer Callejón “Recusatio non petita”, Javier Pérez Royo “Pataleta infantil”, Marco Schwartz “Desesperada huida hacia ninguna parte” y el editorial de El País “Una defensa frágil”.

Sin querer prejuzgar en qué acabará todo esto es evidente que la sensación de impunidad basada en el control de las instituciones y una filosofía basada en la ganancia individual desenfrenada y el desprecio de lo público ha sido la gasolina que ha alimentado el fuego. Ved al respecto las reflexiones de Marco Schwartz “La honestidad según el PP”, Ramón Cotarelo “La corrupción de la derecha”, Juan José Millás “Lo de todos”, y Manuel Rivas “La derecha”.

Según Josep Ramoneda toda esta historia sería “La segunda factura” que Aznar ha dejado para que Rajoy la pague. Sobre las cuestiones éticas y estéticas en relación con el episodio de la cacería es insuperable el artículo de Manuel Vicent.

Mientras el PP sigue chapoteando en estas aguas tan turbias, las preocupaciones ciudadanas se siguen centrando en la economía. A este respecto podéis leer la intervención de José Luis Rodríguez Zapatero en el Congreso de los Diputados. En este debate quedó confirmado que el PP no tiene ninguna propuesta alternativa como señalaba el día antes Antonio Papell en su artículo “Crisis económica: dónde está el PP?”. También es interesante leer la entrevista a José Blanco realizada por Gonzalo López Alba en Público.

Otro tema que está centrando el debate público es la anunciada huelga de los jueces. El Consejo General del Poder Judicial acordó de forma unánime la ausencia de base legal para la convocatoria. Lo podéis leer en las crónicas de José A. Hernández en El País, Juan Carlos Rosado en El Periódico de Catalunya y Josep M. Brunet en La Vanguardia.

También os interesarán los artículos sobre este tema de Alfonso Villagómez, Juan Bautista Vivero Serrano, Jesús López Medel y Javier Pradera.

También sigue el debate sobre la adaptación de nuestras universidades al Espacio Europeo de Educación Superior en el denominado proceso de Bolonia. Podéis leer al respecto la crónica de Jordi Casabella y Sara González en El Periódico de Catalunya sobre la conferencia de Josep Joan Moreso (Rector de la Universitat Pompeu Fabra) en Tribuna Barcelona, y los artículos de Màrius Rubiralta, Secretario de Estado de Universidades, y Gregorio Peces-Barba.

Sobre cuestiones relativas a la política catalana quiero destacar dos buenas noticias y dos reflexiones de fondo. Las dos noticias son la decisión de Nissan de fabricar dos nuevas furgonetas en Barcelona, descrita por Antoni Fuentes en las páginas de El Periódico de Catalunya (por cierto, no han dicho ni pío los que dijeron que el viaje del Presidente Montilla al Japón había sido un fracaso), y la obtención por parte del gobierno de la Generalitat de la gestión de los primeros permisos de trabajo de los inmigrantes en aplicación del nuevo Estatuto, descrita por Manel Manchón también en las páginas de El Periódico de Catalunya. La primera reflexión la hace Tian Riba en las páginas del diario Avui al hilo de la presentación del libro “Nacionalismo y autogobierno” de Paola Lo Cascio. Tian Riba pronostica que la hegemonía política en los próximos doce años la tendrá el partido que aparezca a los ojos de los electores como “partido nacional”, es decir, como mejor defensor de los intereses de los catalanes, que, añade, “es, además, aquel capaz de crear consensos y ser generoso más allá del partidismo”. La segunda reflexión la hace Joan B. Culla en su artículo en El País “Un logro podrido” en el que alerta sobre el hecho que la larga y fatigosa negociación sobre el nuevo sistema de financiación (“el desgaste habrá sido tan grande, las frustraciones tan numerosas y la ilusión tan escasa”) condicionará la valoración del resultado final.

Iniciada ya la campaña para las elecciones a los parlamentos vasco y gallego, que como ya he dicho me gustaría seguir más de cerca, conviene repasar los pronósticos electorales. Lo hacen en sus editoriales El País y El Periódico de Catalunya.

En Galicia, las encuestas apuestan por la repetición del gobierno PSdeG-BNG. Según el CIS, el PP podría perder uno o dos diputados (35-36), el BNG podría perder uno o quedarse igual (12-13) y el PSdeG-PSOE ganaría dos (27). El Presidente Emilio Pérez Touriño es el político mejor valorado. Por si los problemas del PP no fueran ya suficientes a nivel general, en Galicia se produjo el escándalo de la renuncia del cabeza de lista del PP por Orense a causa de un importante ingreso de dinero en un paraíso fiscal. Pero, como siempre, las elecciones se deciden en las urnas. Y existe el temor de una abstención importante. Podéis leer al respecto el editorial de La Vanguardia y el artículo de Xerardo Estévez. Y podéis seguir la campaña en el sitio web del PSdeG.

En el País Vasco el pronóstico es todavía más incierto. Allí se trata de ver si Juan José Ibarretxe puede seguir cuatro años más de Lehendakari (y en qué condiciones y con qué aliados) o si se abre el paso al cambio que encabeza Patxi López. Un cambio en el que cabe todo el mundo como señala gráficamente este “escarabajo” rojo que habéis visto en la foto. Descartada ya por decisión judicial la presencia en las urnas de una izquierda abertzale que no condena la violencia ni se separa de eta, el CIS pronostica una victoria por la mínima del PNV que perdería un o dos escaños (27-28), un espectacular crecimiento del PSE-EE-PSOE que ganaría ocho escaños (26), un descenso del PP que perdería tres o cuatro escaños (11-12), la entrada d’Eusko Alkartasuna en solitario (antes se presentaba en coalición con el PNV) con 3 o 4 escaños, el mantenimiento de los tres escaños de Ezker Batua, el aumento en dos escaños de Aralar (3) y la incógnita sobre si UPyD entraría o no en el Parlamento de Vitoria con un escaño. Según estos datos el tripartito que apoya a Ibarretxe no obtendría mayoría para gobernar. Podéis leer al respecto el editorial de La Vanguardia y el reportaje sobre Patxi López realizado por José Luis Barbería en el suplemento Domingo de El País de hoy. Podéis seguir la campaña en el sitio web del PSE-EE-PSOE y en el interesante blog de Patxi López.

Sobre política europea podéis leer el artículo de Francisco G. Basterra que se interroga sobre la ausencia de liderazgo europeo y la crónica de Andreu Missé sobre la división que está provocando el debate sobre el proteccionismo en el seno de la Unión Europea.

Sobre la política norteamericana os invito a leer los artículos de Eugenio Bregolat “China y EEUU, dos caras de la crisis”, Javier Valenzuela “Obama y el camino de Damasco”, Alfonso S. Palomares “Quan el mitjà és el missatge” (que explica el mensaje de Obama al mundo árabe a través de su primera entrevista a una televisión extranjera, Al-Arabiya), Joseph S. Nye “Cómo lidera Obama”, el artículo de Barack Obama publicado en The Washington Post y El Mundo “La acción que necesita EEUU” en el que explica su plan de estímulo, el artículo de Paul Krugman “Incapacidad para reaccionar” en el que muestra su escepticismo sobre el plan de estímulo acordado finalmente por el Senado y la Cámara de Representantes, y el artículo de Carlos Nadal “La nueva voz de EEUU” en el que confirma la renuncia de los Estados Unidos al unilateralismo anunciada por el Vicepresidente Joe Biden en Múnich.

Sobre la crisis en Oriente Medio, os invito a leer el artículo de Mar Jiménez que denuncia los ataques por un supuesto antisemitismo a quienes denunciamos las acciones agresivas de Israel y las penalidades impuestas al pueblo palestino que ve negados sus más elementales derechos, el artículo de Walter Laqueur que explica los posibles cambios políticos en los países de la región, el editorial de El Periódico de Catalunya sobre las recientes elecciones legislativas en Israel “El pitjor panorama possible”, la crónica de Juan Miguel Muñoz en El País sobre la posibilidad que se constituya en Israel un gobierno de unidad nacional y el artículo de Iñigo Sáenz de Ugarte “¿Quién es el ultra más peligroso?” en el que denuncia la deriva radical de toda la clase política israelí.

Sobre la situación económica os recomiendo que leáis los artículos de Guillem López-Casasnovas “Adaptar-se a la crisi serà dur” y Josep Oliver “Ajust” y “El déficit oculto”.

Sobre el papel de los bancos y la restricción del crédito que sufrimos os invito a leer los artículos de Joaquín Estefanía “Sin bancos no hay paraíso” y Emilio Ontiveros “Bancos ‘versus’ mercados”, y la entrevista a Aurelio Martínez, presidente del Instituto de Crédito Oficial, que le hace Virginia Zafra en el diario Público.

Sobre las perspectivas de la crisis y las propuestas para hacerle frente os recomiendo que leáis la crónica de Andreu Missé “La economía europea entra en barrena”, George Soros “Un plan para la recuperación” y Carmen Alcaide “Dificultades para salir de la crisis”.

Sobre los pronósticos de deflación os invito a leer el editorial del suplemento Negocios de El País “Profecías deflacionistas” y el artículo de Antoni Espasa y Emiliano Carluccio “Medidas preventivas ante la deflación”.

Encontraréis también muy interesantes los artículos de Lluís Foix “Obrir fronteres”, contra las tentaciones proteccionistas, Vicenç Navarro “La ignorada causa de la crisis”, que no es otra que la polarización de las rentas y la disminución de la demanda, y Pedro Nueno “Recordando” haciendo un llamamiento a un mayor optimismo.

Esta semana se han seguido publicando artículos muy interesantes sobre el derecho a una muerte digna al hilo del caso de Eluana Englaro. Os invito a leer los de Josep Ramoneda “Eluana y los cuervos”, Margarita Boladeras “Eluana: derechos frente a despotismo”, Pilar Rahola “Eluana, un acto de amor”, el editorial de El País “Cruzada contra Eluana”, y Núria Terribas “La lección”. La necesidad de separar creencias religiosas de la legislación que se aplica a todo el mundo es también un motivo a favor de hablar de todo ello en la escuela. Por esto, y como muestra de apoyo a la asignatura de Educación para la ciudadanía, os invito a leer el artículo de Oscar Celador Angón “Ciudadanía ante el supremo”.

Sobre otros debates de interés os recomiendo la entrevista a Roberto Mangabeira que Soledad Gallego Díaz y J. Arias le hicieron en El País y en la que habla de los retos de la izquierda mundial, el artículo de David Elvira de Ciutadans pel canvi “El moment de la via federal”, la reflexión de Carles Duarte “Ètica i política”, el artículo de Sara Berbel sobre la igualdad de oportunidades “Más necesaria que nunca” y el de José Antonio González Casanova “El viejo Marx, resucitado”.

Y acabo con una noticia que me impactó. Se trata de la condena a una concejal a causa de unos comentarios anónimos absolutamente inapropiados que alguien dejó en su blog y que ella misma borró al cabo de unos días. Podéis leerlo en sendas crónicas publicadas en El Punt y El País. No conozco en detalle ni el caso ni la sentencia, pero me parece muy preocupante. Como también me lo ha parecido leer como “indicio de relación estrecha” el hecho de figurar entre los “amigos” que uno tiene en Facebook. Yo tengo muchos. A la mayoría de los cuales no tengo el placer de conocer. Me han pedido una amistad virtual en una red social y les he abierto la puerta. Jueces y periodistas harían bien en ser muy cuidadosos con sentencias e informaciones basadas en estos hechos, o nos acabarán obligando a ser desconfiados con todo y con todo el mundo. Y no estoy seguro de que esto sirva para hacer una sociedad mejor, ni siquiera para hacerla menos arriesgada. En fin, yo desde buen comienzo renuncié a los comentarios en mi blog. Lamento comprobar como, de acuerdo con la sentencia que os comentaba, había alguna razón adicional para hacerlo. Espero no cerrar mi perfil en Facebook por miedo a que me relacionen con gente a la que, efectivamente, no conozco a fondo.

ZW 161 Recomendaciones de enlaces al servicio de la reflexión y la acción política y social realizada por mi amigo Antoni Gutiérrez-Rubí.

Decálogos IV
Un nuevo Zona Web dedicado a los decálogos (podéis leer Decálogos I, Decálogos II y Decálogos III). En esta ocasión, relacionados con la política 2.0, entre otros temas. En esta ocasión, relacionados con la política 2.0, entre otros temas.

Políticos en la Red.

Interesantes los decálogos de César Calderón (NetoRatón):
Decálogo del político en las redes sociales (inspirado en el decálogo del blogger político Pablo Aretxabala).
Diez tesis para la política 2.0, basado en las 20 tesis del Management 2.0 de Fernando Polo.
10 razones para que la administración pública se apunte a la Web 2.0

De 233 grados:
Diez consejos para destacar en la blogosfera
10 razones para leer un medio on line

Y para tener en cuenta en el momento de diseñar una página en Internet:
Diez principios que contribuyen a una experiencia de usuario Googley (principios que para Google son muy importantes en el momento de pensar el diseño y estilo de las páginas web).

Política americana. Sobre el actual presidente Barack Obama:
Decálogo para entender a Obama (de Antonio Caño).
Diez razones para el éxito de Obama (Heather Smith, George Washington University)

Y, para acabar, decálogos varios que pueden ser de ayuda en el contexto actual:
Consejos para buscar empleo en la Red (en El Blog Salmón)
10 recetas para ser feliz (Langarra)
Resumen en menos de cien palabras de lo que es la vida hasta día de hoy.

ZV (Zona Vídeo). Oceana TV, un canal por Internet sobre la conservación de los océanos y la investigación marina impulsado por una organización internacional de científicos marinos, economistas, abogados y otros colaboradores. Se mostrarán las campañas y acciones que se llevan a cabo para proteger y recuperar los océanos del mundo.

Anuncios

Acerca de Miquel Iceta

Sóc primer secretari del PSC, president del grup socialista al Parlament de Catalunya i candidat a la Presidència de la Generalitat

Publicado el Domingo 15 febrero 2009 en Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.