Firmeza para un buen acuerdo

Reanudo hoy la rutina de mi particular “Informe semanal”. El último que publiqué fue el 21 de diciembre y hasta hoy ha llovido (y nevado) mucho. También mi Diario ha cambiado, ha pasado de Blogger a WordPress. Su dirección es https://miqueliceta.wordpress.com/. Si os queréis apuntar al canal RSS para recibir las actualizaciones en vuestro lector de noticias tendréis que guardar la dirección https://miqueliceta.wordpress.com/feed/. Para recibir las actualizaciones a vuestro correo electrónico os tendréis que suscribir en http://www.feedburner.com/fb/a/emailverifySubmit?feedId=2821154&loc=es_ES. Gracias a José Crespín no notaréis diferencias en el diseño de la cabecera pero sí veréis cómo el diseño del weblog es diferente, sencillo y funcional. ¡Espero que os guste, y también que los cambios no me hagan perder audiencia!

Hoy el Diario será más largo que de costumbre debido a que cubre un periodo de 21 días. Y empezaré por hablar de la tragedia de Gaza que ha impulsado manifestaciones multitudinarias de solidaridad con el pueblo palestino.

Creo firmemente que la ofensiva militar israelí es cruel, injusta, desproporcionada y un error como un templo. Las provocaciones de Hamas, totalmente rechazables, requerían y requieren otra respuesta. Que no se me diga que soy anti-israelí. En absoluto. Soy favorable a la existencia del Estado de Israel que tiene derecho a vivir en paz y en libertad, a tener unas fronteras seguras, a la absoluta garantía de que no será objeto de ataques por parte de sus vecinos (lo dije a las autoridades de Siria y a los medios de comunicación de aquel país con motivo de una visita oficial de una Delegación del PSC celebrada ahora hace justo dos años). El mismo derecho que tiene el pueblo palestino a vivir en paz y en libertad, a disfrutar de un Estado propio en unas fronteras seguras, al retorno de aquellos palestinos en el exilio que lo deseen -como todos los judíos que quieren pueden retornar a Israel-. Unos derechos, tanto de Palestina como de Israel, amparados por la carta de las Naciones Unidas, y las resoluciones de este organismo internacional. Estoy en contra de las agresiones militares y también de las agresiones terroristas, estoy en contra de la ocupación ilegal de territorios y de la política de asentamientos en Gaza, en Cisjordania, en el Líbano, en Siria. La acción militar de Israel es inhumana y tiene que acabar de inmediato. Una fuerza internacional tiene que velar por la seguridad y los derechos de los palestinos en Gaza y también por la seguridad de Israel que no puede verse comprometida por las acciones terroristas de Hamas. Éstos son los objetivos de las iniciativas de paz impulsadas por Egipto y Francia que merecen nuestro apoyo, como lo tiene la Autoridad Nacional Palestina en la búsqueda de un camino de paz y seguridad para todos los pueblos de la región.

Sobre esta cuestión podéis leer, ordenados cronológicamente, el artículo de Xavier Batalla, el editorial de El País “Castigo desde Gaza“, la Declaración del PSC condenando la agresión, el editorial de El País “¿Qué hacer en Gaza?“, los artículos de José María Ridao, Gustavo de Arístegui, Daniel Barenboim, Antoni Segura, Tomás Alcoverro, Carlos Nadal, Emilio Menéndez del Valle, el editorial de El País “Morir en Gaza“, los artículos de Jean Marie Colombani, Luis Sepúlveda, Pascal Boniface, la Declaración del Grupo Socialista del Parlamento Europeo, el artículo de Manuel Vicent y el editorial de El País “De espaldas a la paz“.

El segundo gran tema que quiero abordar es el proceso de negociación de un nuevo sistema de financiación autonómica. Una negociación felizmente desbloqueada a partir de la cumbre entre los presidentes Montilla y Zapatero celebrada en Moncloa el pasado 20 de diciembre.

Con el fin de discutir con conocimiento de causa considero imprescindible que todo el mundo disponga de cuatro documentos fundamentales: el primero recoge los principales preceptos del Estatuto de Autonomía en materia de financiación; el segundo es la propuesta realizada por Pedro Solbes el 16 de julio de 2008; el tercero es la propuesta realizada por Pedro Solbes el 30 de diciembre de 2008; y el cuarto son las observaciones del Gobierno de la Generalitat a la última propuesta del Ministerio de Economía y Hacienda.

De la lectura de estos materiales se pueden extraer cuatro conclusiones fundamentales. La primera conclusión es que el documento presentado por el Ministerio de Economía y Hacienda el julio pasado no era una base sólida para negociar y por eso recibió el rechazo frontal del Gobierno de Cataluña. La segunda conclusión es que el documento presentado por el gobierno español a finales de año sí es una base para negociar a pesar de algunas insuficiencias, la ausencia de concreción cuantitativa y la falta de precisión y garantías que el Gobierno de Cataluña ha señalado por escrito, junto con la constatación de avances significativos con respecto de la propuesta de julio. En este sentido las Observaciones formuladas por el Gobierno de Cataluña son muy claras: “Del desarrollo e implementación de las propuestas básicas formuladas por el Gobierno podría desprenderse un modelo coherente con el Estatuto. Pero también podría concretarse un modelo que entrara en abierta contradicción con el mismo”. Por eso el Gobierno de Cataluña no hace una contrapropuesta sino que plantea la necesidad de “reformular” la propuesta hecha por el Gobierno de España, eliminando insuficiencias, concretando cantidades, introduciendo precisión y garantías. La tercera conclusión es que la principal cuestión a debate es el mecanismo de nivelación, que tiene que corregir las deficiencias del modelo actual, respetar lo que establece el Estatuto y acabar con un trato injusto para Cataluña. Y la cuarta conclusión es que la negociación tenaz y firme del Gobierno de Cataluña es el único instrumento para alcanzar los objetivos nacionales recogidos en el Estatuto. Y que hay que darle el máximo apoyo.

Por eso, en la entrada de mi Diario del día 1 de enero manifestaba: “Dicho todo esto, la negociación no ha acabado. Y por eso se hace difícil de que los que están negociando por parte catalana muestren satisfacción, no fuera a suceder que la otra parte pensara que el acuerdo está hecho. Nos hacen falta concreciones, nos hacen falta garantías, necesitamos conocer más detalles, el porcentaje de recursos a nivelar, la cuantía total de los recursos adicionales, los volúmenes de los fondos, las ponderaciones de las diferentes variables de cálculo, las cifras… Pero la música es buena. Sólo hay que escuchar a dirigentes del PP como Javier Arenas: “El sistema está hecho a medida del Estatuto de Cataluña”, o a la consejera de Hacienda de la Junta de Castilla y León, Pilar del Olmo, que dice: “Es un fiel reflejo del modelo recogido en el Estatuto de Autonomía de Cataluña (…) sigue sonando a sardana”. O los comentarios de El País “El modelo beneficia a todas las Comunidades Autónomas, pero más a Madrid, Cataluña o Baleares,” o uno de los titulares de ABC: “Cataluña protesta a pesar de que favorece a las autonomías ricas y está copiado del ‘Estatut'”.

La entrada de mi Diario del día 1 acababa así: “Ahora es momento de apoyar al Presidente Montilla y al Conseller Castells que en nombre del Gobierno de Cataluña están haciendo una negociación que ya ha obtenido avances significativos frente aquellos que no querían ni hablar de negociar un nuevo sistema de financiación en tiempo de crisis, frente aquellos que no querían ni hablar de un cambio de modelo sino limitarse a actualizar los datos de población, frente aquellos que no quieren reconocer que el esfuerzo y la capacidad fiscal de los catalanes tienen que revertir en una mejora de nuestros servicios públicos y de nuestras políticas sociales. No es hora ni de división ni de confusión, es hora de unidad y confianza, de firmeza y tenacidad. Es hora de seguir negociando teniendo claros nuestros objetivos, unos objetivos marcados por el Estatuto y diversas resoluciones de nuestro Parlament, y dando autoridad a los que, de forma legítima, negocian en nombre de todos, el Gobierno de Cataluña, el Consejero de Economía y Finanzas, Antoni Castells, y el Muy Honorable Presidente de la Generalitat, José Montilla”.

Mientras el PP vive la división de opiniones entre su dirección que quiere utilizar la negociación para erosionar a Zapatero y los Gobiernos autonómicos que ocupa que están a favor de un nuevo sistema, Convergència i Unió se muestra cada día más incómoda con respecto a esta negociación y creo que la razón es bien sencilla. Hablaba también en la entrada de mi Diario del pasado 1 de enero: “CiU tiene que hacer todavía más ruido para evitar que se compare el actual proceso negociador y los resultados que se obtendrán, con el pacto del Majestic y los escasos réditos obtenidos a partir del pacto CiU-PP en materia de financiación”.

“CiU no tiene, por este motivo, ninguna credibilidad. ¿Quién puede creer a un partido que con el fin de seguir en el gobierno aceptó un acuerdo como definitivo sin incorporar mecanismos de actualización y revisión? ¿Quién puede creer al partido responsable de dejar fuera del sistema de financiación a más de un millón de catalanes? ¿Quién puede creer a un partido que se equivocó tanto en el rendimiento concreto del modelo que pactó? Recordémoslo brevemente. El Gobierno de CiU había previsto unas ganancias de 517 millones de euros en el ejercicio del 2002, los resultados reales fueron de 251 millones de euros. El ejercicio del 2003 tenía que producir unas ganancias de 703 millones de euros y los resultados reales fueron de 289 millones de euros. El ejercicio del 2004 tenía que producir unas ganancias de 908 millones de euros y los resultados reales fueron de 326 millones de euros. El ejercicio del 2005 tenía que producir unas ganancias de 1.133 millones de euros y los resultados reales fueron de 420 millones de euros. El ejercicio del 2006 tenía que producir unas ganancias de 1.379 millones de euros y los resultados reales fueron de 526 millones de euros”.

“Tampoco puede tener demasiada credibilidad en esta cuestión un partido que ya ha dado ocho cifras, muy distintas, sobre el rendimiento del nuevo sistema. Veámoslo. En enero de 2006, una vez pactado el Estatuto, Mas afirma que se obtendrán 4.320 millones de euros a los que habrá que restar nuestra aportación a la solidaridad (La Vanguardia, 29.01.06). En febrero de 2008, CiU afirmaba que se tenían que obtener 5.200 millones de euros (Nota de prensa de CiU, agencia EFE, 15.02.08). En mayo de 2008, CiU afirmaba que había que obtener 5.230 millones de euros (Avui, 27.05.08). En agosto de 2008, Oriol Pujol dice que la cifra idónea es 4.200 millones de euros pero admite que la cifra a acordar con el Estado será más baja (Europa Press, 11.09.08). En septiembre de 2008, CiU entrega al Gobierno de Cataluña una propuesta en la que señala unas ganancias de 6.997 millones de euros (La Vanguardia, 28.09.08). ¡El día antes (!!!) CiU admitía que la cifra del rendimiento del primer año podía ser de 2.329 millones de euros (Avui, 27.09.08). En octubre de 2008, CiU vuelve a actualizar sus cálculos y habla de 2.535 millones de euros (Avui, 1.10.08). Y, última cifra hasta ahora, en diciembre de 2008, CiU acaba el año afirmando que el rendimiento del nuevo sistema tendría que ser de 5.630 millones de euros (comparecencia de Artur Mas y Francesc Homs). El único objetivo de este baile de cifras (aparte de demostrar la insolvencia técnica de CiU) es preparar el terreno para decir que el acuerdo al que se llegue es malo. Para CiU sólo son buenos los acuerdos con el Estado si quienes gobiernan son ellos (aunque como hemos visto fueran unos acuerdos bien escasos, mal calculados y faltos de previsión de futuro)”.

CiU todavía puede, si quiere, apoyar al Gobierno en una negociación trascendental para el futuro del país. Todo depende de si en CDC se impone el sentido común o la sinrazón, la vocación de gobierno o la trinchera, la razón o la demagogia, el patriotismo o el partidismo.

Sobre este proceso negociador os invito a leer, ordenados cronológicamente, los artículos de Joan Tapia, Jesús Maraña, el editorial de El País “Sumas y sumandos“, el artículo de Kepa Aulestia, las crónicas de Alejandro Bolaños “El nuevo modelo de financiación compensará a las CCAA que más aportan” y “La nueva financiación beneficiará a las CCAA con mayor renta“, la crónica de Fidel Masreal sobre el “Final de un ‘modelo’ definitivo”, los editoriales de Cinco Días, El País, El Periódico de Cataluña y La Vanguardia, el artículo de Carles Duarte, las crónicas de Iñaki Ellakuría y José Rico sobre la acogida por parte del Gobierno de Cataluña de la propuesta de Pedro Solbes de 30 de diciembre, y el editorial de La Vanguardia de hoy “Acuerdo bueno, no rápido“.

Sobre política catalana en general os recomiendo la lectura de diversos materiales, ordenados cronológicamente: un artículo de Valentí Puig que se me pasó de recomendar cuando salió y que plantea una reflexión de fondo que conviene no esquivar, un artículo de Miquel Nadal sobre la polémica cuestión de la reducción de velocidad al acercarse a núcleos urbanos, uno de Carles Duarte sobre la dialéctica entre pacto y confrontación, uno de Joan Tapia sobre el legado de Macià, otro de Carles Duarte sobre los retos de CiU para el 2009, el editorial de La Vanguardia haciendo balance de la política catalana a lo largo del 2008, un artículo de Josep Vicent Boira sobre las relaciones entre Cataluña y Valencia, uno de Miquel Roca sobre el nuevo año, el mensaje institucional de fin de año del Presidente de la Generalitat, un artículo de Eulàlia Solé sobre las relaciones entre las lenguas catalana y castellana al hilo de un informe del Consejo de Europa, uno de Joan B. Culla sobre la misma cuestión, la entrevista de Mar Jiménez a José Antonio González Casanova, el artículo de Joan Saura sobre la actualización del acuerdo de Entesa, la crónica de Mayka Fernández sobre la presencia en Londres de la Fundación Rafael Campalans, la entrevista de Emili Bella a José Luis López Bulla y la entrevista de Xavier Alegret a Mar Serna, consejera de Trabajo.

Sobre política española os recomiendo la lectura de diversos materiales, ordenados cronológicamente: el artículo de Daniel Fernández sobre la memoria histórica, la crónica de Gonzalo López Alba sobre el impacto político de la crisis, el valiente artículo de Ignacio Escolar sobre las treguas de eta y los procesos de diálogo, el análisis de Julián Santamaría sobre la encuesta realizada a finales de año por el Instituto Noxa, el análisis de José Luis de Zárraga sobre el Publiscopio de finales de año, el artículo de Fernando Vallespín sobre el Estado federal, el artículo de Víctor de la Serna sobre las dificultades del PP, el artículo de Juan Cruz sobre el fanatismo religioso, la crónica de Juan Carlos Merino sobre los diez retos de Zapatero, el artículo de Joan Tapia sobre los riesgos que supone para Rajoy mirar atrás, el artículo de Josep Ramoneda sobre el año electoral que nos espera, el artículo de Antoni Gutiérrez Rubí sobre la polémica en torno al atuendo de la Ministra de Defensa en la celebración de la Pascua Militar y el artículo de Rosa Paz sobre las perspectivas electorales en el País Vasco.

Sobre la situación económica os recomiendo la lectura de diversos materiales, ordenados cronológicamente: el artículo de Enrique Gil Calvo sobre la izquierda ante el cambio de ciclo, el de José Luis Leal hablando de las buenas noticias económicas -que también las hay-, el editorial de La Vanguardia que afirma que la economía ha eclipsado a la política, el artículo de Manuel de la Rocha sobre los costes del despido como ideología, el de Joan Tugores sobre la necesidad de revisar las prioridades de nuestras sociedades, el de Sami Naïr sobre la necesidad de ser solidarios con los inmigrantes que sufren de forma especial la crisis, el de Joaquín Estefanía sobre el miedo como factor decisivo, el de Angel Laborda sobre el final amargo del ciclo económico, el de Paul Krugman sobre la necesidad de prolongar los ayudas de los gobiernos con el fin de superar la crisis, el editorial de El País sobre el colapso del crédito, el artículo de Joan Majó sobre cómo utilizar los recursos de forma eficiente, la entrevista de Claudi Pérez a Jeffrey Sachs, el artículo de Emilio Ontiveros que afirma que no se puede dejar solas a las finanzas, el de José Manuel Garayoa que define el año 2009 como un año de paro y mora, el de Joan Tugores que defiende que en vez de pelearnos sobre quién es responsable de la crisis nos dediquemos a poner las bases de una economía sana, el de Joaquín Estefanía sobre la necesidad de no quedarnos cortos en las recetas para evitar la depresión, el de Anton Costas afirmando que la recuperación no llegará hasta el 2010, el de Juan Antonio Sagardoy sobre la necesidad de una acción urgente contra el paro, el editorial de El País sobre la depresión social, el artículo de Angel Laborda sobre las dificultades a las que nos enfrentamos, el de Joseph E. Stiglitz sobre el retorno triunfal de Keynes, el de Paul Krugman llamando a luchar contra la depresión y el de Alfredo Pastor sobre cómo enfocar el 2009.

Sobre Europa os recomiendo la lectura de tres artículos. El de Jean Marie Colombani sobre la posibilidad de que el malestar juvenil que ha estallado en Grecia se extienda por todas partes, el de Daniel Innerarity defendiendo la Europa de la creatividad y el de Timothy Garton Ash reclamando que Europa hable con una sola voz.

Cuando se acerca ya la fecha feliz del 20 de enero, día en que Barack Obama toma posesión como 44 presidente de los Estados Unidos, os recomiendo la lectura de los siguientes materiales: el artículo de Antoni Segura sobre la diplomacia que prepara Obama, el de Paul Samuelson aconsejando a Obama que vaya al centro, el de José Luis Rodríguez Zapatero sobre el horizonte del cambio que significa la llegada de Obama a la Casa Blanca, el de Fareed Zakaria sobre la estrategia del nuevo presidente, el de Lluís Bassets sobre la ausencia de los Estados Unidos en la actual crisis de Oriente Medio y la entrevista de John Harwood a Barack Obama publicada hoy en El País.

Para acabar, os recomiendo la lectura de algunos materiales referidos a diversas cuestiones de política internacional: el artículo de Gabriel Reyes sobre la situación de Pakistán, el artículo de Lluís Bassets sobre los peligros que se han evidenciado en los últimos días del 2008, el de Jordi García Petit sobre la exclusión de Naciones Unidas en el esfuerzo internacional contra la crisis económica, el editorial de La Vanguardia sobre el balance de la política internacional en el 2008, el artículo de Ferran Requejo sobre gasto militar, liderazgo y seguridad, el editorial de La Vanguardia sobre las perspectivas internacionales para el 2009, el artículo de Timothy Garton Ash mostrando su escepticismo sobre la capacidad colectiva de afrontar los difíciles retos con los que nos enfrentamos, el de Jordi Petit sobre el debate producido en la ONU sobre la despenalización de la homosexualidad y el de Nicolás Sartorius sobre la conveniencia o no de enviar a más tropas a Afganistán.

ZW 156 Recomendaciones de enlaces al servicio de la reflexión y la acción política y social realizada por mi amigo Antoni Gutiérrez-Rubí.

http://www.cavaandtwitts.com/

Cava&Twitts es un encuentro mensual en el que se pretende que usuarios actuales de Twitter y personas que todavía no lo usan, conozcan a fondo esta herramienta de comunicación, profundizando en su conocimiento y aplicaciones, mientras se trata un tema concreto que varía en cada ocasión.

Cada mes, se fusionan dos actividades bajo estos dos conceptos. Twitt: Hablar sobre una temática determinada relacionada con esta herramienta. Cava: compartir experiencias, intereses y conocer gente en un ambiente distendido alrededor de una copa de cava.

“El objetivo del encuentro es fortalecer la comunidad de usuarios de Twitter, estableciendo relaciones entre ellos, y ampliándola a través de la divulgación de sus usos y posibilidades”. El equipo que organiza Cava&Twitts está compuesto por 4 personas: Marc Cortés, Xavi Güell, Ángel Custodio y Antonio Guerrero.

El próximo encuentro tendrá lugar este miércoles, día 14 de enero, en Barcelona. La inscripción está abierta al público hasta un máximo de 150 personas. En esta cuarta edición, el tema a tratar será “Políticos 2.0: ¿cómo les afecta en su día a día el uso de los Social Media?”. Participarán Ernest Benach, President del Parlament de Catalunya, y los diputados José Antonio Donaire, Carles Puigdemont y Rafa López.

ZV (Zona Vídeo). Global Internet TV es un portal de televisión online que ofrece más de 9.400 canales de países en todo el mundo, clasificados en distintas categorías temáticas (desde deportes, música, política…a religión, noticias o educación).

Anuncios

Acerca de Miquel Iceta

Sóc primer secretari del PSC, president del grup socialista al Parlament de Catalunya i candidat a la Presidència de la Generalitat

Publicado el Domingo 11 enero 2009 en Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.