Lengua y política

El símbolo que encabeza este texto es el logotipo de la campaña de Barack Obama celebrando la fiesta del orgullo gay. Aquí encontraréis el Manifiesto del PSC con motivo de la celebración del 28 de junio de este año. Y nuestro propio logo.

Quiero explicaros cómo celebré ayer la fiesta del orgullo gay. Fui invitado por Rebecca Lewis presidenta de la sección barcelonesa de Democrats Abroad, la organización del Partido Demócrata en el extranjero, a compartir en el Ateneo Barcelonés el visionado de la película de Sebastián Córdoba estrenada en el Festival de Cine de San Sebastián “Through thick and thin” (subtitulado en castellano “Contra viento y marea”). Se trata de un documental que explica con toda crudeza las dificultades de las parejas homosexuales binacionales en los Estados Unidos, cuando uno o una de los miembros de la pareja están amenazados de expulsión por el Servicio Nacional de Inmigración, puesto que en Estados Unidos no está legalizado el matrimonio entre personas del mismo sexo, ni hay el menor asomo de reconocimiento legal que permita acogerse a ningún beneficio en materia de inmigración.

Actualmente se está intentando tramitar la ley “Uniting American Families Act” para resolver esta cuestión. Tras breves saludos de una representante de la Junta del Ateneo, de José Campos de los Democrats Abroad en Barcelona, de Antonio Guirado y Jordi Petit de la Coordinadora Gay-Lesbiana y mi intervención, vimos el documental que os recomiendo vivamente. Fue una magnífica manera de celebrar el día del orgullo. Por cierto, si clicáis en el logo de Obama con el eslogan “Hope” (esperanza) que encontraréis aquí debajo podréis visitar el reportaje que le dedica hoy el Magazine Digital de La Vanguardia. Por cierto, a muchos y muchas nos gustaría poder votar a las elecciones norteamericanas, y tenemos una forma indirecta de hacerlo. Hay muchos ciudadanos de los Estados Unidos que viven en el extranjero y no votan. Lo cierto es que es muy sencillo de hacer. Se trataría, pues, de que nos asegurásemos que todo ciudadano o ciudadana norteamericana que conozcamos se inscriba y vaya a votar. Los demócratas tienen una buena web para favorecerlo VotefromAbroad. ¡Manos a la obra! ¡Que corra la voz!

Ayer era también un buen día para pedirle al PP, como lo hizo Pedro Zerolo, que retirara el recurso de inconstitucionalidad contra la ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo. Desgraciadamente no lo harán. Y todo apunta a que su viaje al centro será largo. Como lo demuestran hechos como éste o el recurso contra nuestro Estatuto.

Esta semana todavía ha habido muchos analistas que se han referido al Congreso del PP. Todos subrayan la victoria de Rajoy y una mejora en términos relativos del carácter moderado del PP. Ved por ejemplo el editorial de El Periódico de Catalunya y los artículos de Miquel Roca, Joan B. Culla y Santos Juliá, que habla de la emancipación del PP de su “padre” Aznar.

Lamentablemente, como decía antes, la emancipación no llega a tanto como para retirar recursos presentados ante el Tribunal Constitucional, y todavía les arrastra a abrazar cruzadas como las que lanza desde El Mundo el autodenominado “Manifiesto por una lengua común” inspirado por el partido de Rosa Díez. Digo autodenominado porque, leído el manifiesto, no recoge la defensa de una lengua universal común, sea el inglés o el esperanto, sino la voluntad de defender el castellano que, según parecen opinar los firmantes, estaría amenazado por el gallego, el catalán y el euskera. Los firmantes, gente de reconocido prestigio, se dan cuenta de que no pueden hablar de amenaza a la situación “real” de la lengua castellana ni a una mengua de su uso social (cada día el castellano es hablado por más gente, en toda España y en cualquier parte del mundo, e impulsa una cultura de creciente prestigio dentro y fuera de nuestras fronteras) y dicen que su preocupación reside en la situación “institucional” de la lengua castellana. No se entiende esta preocupación institucional si tenemos presente que la Constitución, norma institucional básica del Estado consagra en su artículo 3.1 que “El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla”. Todas las normas lingüísticas vigentes han sido declaradas constitucionales por el Tribunal Constitucional. ¿Dónde está, pues, el problema? ¿O, mejor dicho, hay problema? ¿Es un problema que las otras lenguas españolas hagan esfuerzos por promover su conocimiento y su uso, estando cómo están, éstas sí, en una posición de debilidad comunicacional?

Quizás queda más clara la voluntad de los firmantes cuando hablan del castellano como “una lengua política común” (sic) Porque, en efecto, su reivindicación es más política que lingüística o cultural, aunque no lo quieran reconocer. Esto sí, dicen que lo que proponen quizás implicaría cambiar la Constitución y algunos Estatutos de Autonomía. Ni qué decir tiene que esto implicaría romper el amplio consenso lingüístico y convivencial que se da en Catalunya (y creo que también en Galicia, País Vasco, Navarra, Aragón y la Comunidad Valenciana). El PP se ha apuntado a la cruzada, aun cuando ya se han levantado algunas voces que subrayan que la política del PP en Valencia no es la reclamada por el Manifiesto, como tampoco lo era la política que desarrollaba el PP desde el Gobierno de las Islas Baleares.

Es importante despolitizar la lengua, las lenguas. Y también hay que desconfiar de los que creen que sólo se puede defender las lenguas a golpe de ley o de decreto. La historia de nuestro país demuestra que esto no es así. Las lenguas deben servir para comunicarse, para conocer y amar, nunca para dividir ni menos aún para oprimir.

Podéis leer al respecto los artículos de Joan Barril, Pilar Rahola, Javier Ortiz, Joan Garí, Antoni Puigverd y Manuel Rivas. La crónica de Ferran Casas revela la hipocresía del PP. Y el editorial de El Periódico de Catalunya pone de relieve con contundencia que “Nada amenaza al castellano”. Resulta imprescindible leer el artículo de Josep Ramoneda que nos explica por qué el nacionalismo español reniega de su nombre y cómo, añado yo, utiliza falsas polémicas como la lingüística para afirmarse política y socialmente.

Para separar los temas os adjunto el otro logotipo de nuestro 11º Congreso. La semana pasada os lo ofrecía en horizontal y fondo blanco, hoy lo hago en vertical y fondo rojo. Como el montaje es mío a partir de una foto, cuando pueda sustituiré el gráfico por uno de mayor calidad.

Y, en efecto, si alguien sabe dónde va es el presidente Montilla. Podéis comprobarlo en sus entrevistas publicadas en el Diari de Girona y en El Economista y, sobre todo, su intervención en el Consell Nacional del PSC celebrado el sábado.

Encontraréis también muy interesante la entrevista de Raimon Obiols en el diario El Punt, en la que, entre otras cosas, reitera la necesidad de mantener el compromiso con la actual mayoría catalanista y de izquierdas.

Se ha producido esta semana un acuerdo entre los gobiernos español y francés sobre la interconexión eléctrica. Podéis leer al respecto el artículo de José Antich y el editorial de La Vanguardia. El presidente de la Generalitat ha aprovechado también para reiterar el compromiso de la Generalitat con el corredor mediterráneo, como recoge esta crónica de Francesc Bracero. Aprovecho para felicitar hoy a Joan Clos con motivo de su aniversario, y también por su nombramiento como Embajador de España en Turquía. Mientras tanto CDC parece inspirarse en el País Vasco apoyando a Ibarretxe (nuevo episodio de preocupante radicalización y deriva soberanista del equipo de Artur Mas) mientras UDC recuerda siempre que puede su personalidad diferenciada. Como lo hace Josep Maria Pelegrí cuando aprovecha para decir que un sistema de primarias para elegir candidato sería muy positivo por Josep Antoni Duran Lleida.

Esta semana se ha producido sin sorpresas la votación en el Parlamento vasco que en teoría pone en marcha el procedimiento de consulta patrocinado por Ibarretxe. Con un solo voto de diferencia (un voto prestado del Partido Comunista de las Tierras Vascas) el Parlamento vasco ha autorizado una consulta que escapa de sus competencias y que, por lo tanto, no se llegará a realizar. Al fin y al cabo, un lío más de Ibarretxe que sólo parece interesado en recoger votos provenientes de la izquierda abertzale en las próximas elecciones vascas. Podéis leer al respecto, los artículos de Joan Tapia, Florencio Domínguez, Emilio Alfaro, y Rosa Paz, y el editorial de El País. Y también las crónicas de Luis Rodríguez Aizpeolea y Josep Maria Brunet sobre los argumentos que utilizará el Gobierno español para recurrir el acuerdo del Parlamento vasco ante el Tribunal Constitucional. Encontraréis también interesante la entrevista a Patxi López publicada por El Mundo, y la crónica de Luis Rodríguez Aizpeolea comentando el inminente regreso al País Vasco de Josu Jon Imaz.

A pesar de la preocupación por la situación en el País Vasco, la política española gira cada vez más alrededor de la actitud y la reacción del gobierno ante la nueva situación económica. Podéis leer al respecto la entrevista de Celestino Corbacho en Expansión, la crónica de El País sobre el paquete de medidas económicas anunciado por el Gobierno y, sobre todo, el completo “Examen a Zapatero” publicado hoy en el suplemento Domingo de El País.

La preocupación por la situación económica es compartida por todos los países puesto que nos encontramos ante una verdadera crisis mundial. Podéis leer al respecto cuatro artículos muy interesantes, los de Joseph Stiglitz (que aboga por un nuevo modelo económico mundial que cambie profundamente las pautas de producción y consumo), Federico Mayor Zaragoza (que explica que la mejor manera de combatir las crisis es fomentando un desarrollo global), Paul Krugman (que avisa del carácter tendencial del alza del precio de los combustibles) y Jeffrey Sachs (que explica que es posible y deseable un mayor crecimiento mundial que utilice menos recursos naturales).

Y cuando haría falta una voz fuerte y clara a nivel mundial, capaz de proponer los mecanismos de regulación que hicieran frente a los estragos causados por el capitalismo globalizado, Europa está entre sacudida y estancada, y escorándose de forma peligrosa hacia la derecha. Ved este último aspecto comentado en detalle en la crónica de Cristina Galindo y Pere Rusiñol. Ved también el diagnóstico pesimista de Joschka Fischer que cree que Irlanda le ha dado la puntilla a la Europa política y el de José María Zufiaur que señala la retirada en toda regla de la Europa social. Afortunadamente España ha ratificado por amplia mayoría el Tratado de Lisboa. He observado con alegría que Iniciativa per Catalunya ha pasado del no a la Constitución europea a una abstención al Tratado de Lisboa y es que la actual situación mundial y la correlación de fuerzas en Europa aconsejan un baño de realismo.

Sobre la directiva europea de regreso de los inmigrantes en situación irregular encontraréis de interés los artículos de Javier Moreno, eurodiputado del PSOE, y de Ignasi Guardans y Carles Campuzano explicando la posición de CIU al respecto.

Y hoy, fútbol. Incluso yo, que no soy nada futbolero, soy consciente de ello. La llegada de la selección española a la final de la Eurocopa es un acontecimiento que desborda la dimensión estrictamente deportiva. Como yo no entiendo demasiado os invito a leer el editorial de El Periódico de ayer y el artículo publicado hoy por Antoni Gutiérrez-Rubí. Hay quien sólo sabe ver en competiciones como ésta una rivalidad de tipo nacionalista. No es el caso del President de la Generalitat que nos explica hoy en las páginas de La Vanguardia “Por qué quiero que gane España”. Yo también quiero que hoy gane “la roja”.

Acabo recomendándoos la lectura de tres artículos muy diferentes que señalan tres debates que tienen gran interés: la reivindicación metropolitana de Oriol Bohigas (que comparto al 100%), una crónica sobre la nueva política energética de Gordon Brown y el artículo de Daniel Innerarity “La coalición de los vivos”, en el que nos advierte sobre la interdependencia entre generaciones, sobre el impacto en el futuro de decisiones e indecisiones del presente.

La entrada en el diario que acaba aquí será la última con este formato antes de vacaciones. El fin de semana próximo estaremos en Madrid participando en el 37 Congreso federal del PSOE y quince días después celebraremos el undécimo Congreso del PSC. Quizás haré alguna anotación en el Diario pero lo que es seguro es que no estaré en condiciones de hacer este resumen semanal de opinión. Quiero agradeceros a lectores y lectoras de mi Diario el interés que demostráis, y a los y a las que me enviáis e-mails os pido comprensión por algunos retrasos en la respuesta. Y, a todos y todas, os deseo un buen verano y unas magníficas vacaciones.

ZW núm. 135 Recomendación de enlaces al servicio de la reflexión y la acción política y social realizada por mi amigo Antoni Gutiérrez-Rubí.

http://www.bigthink.com/

Big Think es una iniciativa impulsada por Peter Hopkins y Victoria Brown, con el patrocinio de Lawrence Summers, que ofrece contenidos en vídeo con un formato parecido a YouTube. Su especificidad radica en que todos los vídeos están protagonizados por expertos e intelectuales del ámbito académico, cientifíco, económico o empresarial, entre otros, que hablan sobre un tema concreto, aportando sus puntos de vista, con una duración entre tres y cinco minutos. Uno de ellos: Politics 2.0 (¿Cómo está cambiando la tecnología el panorama político?). El usuario puede crear su propia cuenta que le permite participar votando aquellos vídeos que le parezcan más interesantes, proponiendo sus propios temas, debatiendo sobre cuestiones diversas, etc. La página se estructura en distintos canales y categorías donde se pueden visionar las distintas aportaciones y tiene previsto ir añadiendo nuevas prestaciones como la aplicación para establecer contactos sociales al estilo de Facebook. En definitiva, un YouTube para intelectuales.

Para acabar, comentar que este sábado, día 28, ha tenido lugar el estreno del documental Contra Viento & Marea (Through Thick & Thin) de Sebastián Córdoba. Un documental sobre la separación de parejas gays y lesbianas binacionales a causa de las leyes de inmigración de EEUU. Democrats Abroad Barcelona organizaba el evento en el Ateneu Barcelonès con un breve discurso sobre la legislación pendiente “Uniting American Families Act (UAFA)” y una introducción a la película mediante entrevista telefónica con el Director y la participación de Miquel Iceta.

ZV (Zona Vídeo). FORA.tv, en la línea de Big Think, ofrece contenidos en profundidad de la mano de expertos en distintos ámbitos, extendiendo el debate a los usuarios en general a través de las distintas posibilidades de interacción que permite la Red. Posibilita, también, a los medios de comunicación la opción de agregar a diario la amplia gama de contenidos que generan instituciones y/o productores independientes en todo el mundo.

Anuncios

Acerca de Miquel Iceta

Sóc primer secretari del PSC, president del grup socialista al Parlament de Catalunya i candidat a la Presidència de la Generalitat

Publicado el Domingo 29 junio 2008 en Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.