Enhorabuena Carme! Gracias Zapatero!

Se me hará difícil trasladar con exactitud el sentimiento de alegría por el nombramiento de Carme Chacón como Ministra. Porque no se trata sólo de la alegría por el merecido reconocimiento a la preparación y capacidad política de una compañera y amiga. Es mucho más. Sólo se puede entender la alegría que siento si se contempla lo que supone también como reconocimiento al proyecto del PSC, de un catalanismo socialista comprometido en la transformación de España, y si se reflexiona sobre el indudable contenido generacional y de renovación de esta decisión del Presidente Zapatero. En fin, se trata de algo más que de una buena noticia personal y por eso la alegría se multiplica. He leído en una crónica que mi cara era muy expresiva en el contacto informativo que mantuve el viernes con los medios de comunicación. Rayaba la euforia, sí. La ocasión lo valía. ¡Enhorabuena, Carme! ¡Felicidades, PSC! ¡Gracias, Zapatero!

El viernes al anochecer en el Consell de la Federación del PSC del Camp de Tarragona me referí a las “metáforas Chacón”. Recordé el viejo eslogan “vendrá aquel día que el trabajo vencerá”. Pues el trabajo vence un poco cada día. Y con la designación de Carme como Ministra, el trabajo vence por goleada. Hablé del orgullo de partido, de proyecto colectivo, de visión estratégica (mientras aún hay quien discute cuál es la mejor manera de servir a Cataluña y de influir sobre España, nosotros hace treinta años que lo tenemos claro y que lo practicamos con buenos resultados), de renovación (del PSC, pero también del PSOE; pocos como Carme jugaron a fondo la carta de Zapatero). Pocas veces una única decisión contiene tantas claves, tantos matices, tanto reconocimiento…

Podéis leer al respecto las crónicas de Iñaki Ellakuría en La Vanguardia, de Anabel Díez en El País, de Neus Tomàs en El Periódico y las entrevistas a Carme publicadas por El País y El Periódico. Hoy sale también publicada en La Vanguardia una entrevista a Carme realizada por Joana Bonet, pero no he podido localizarla en el lugar web de este diario y no os la puedo ofrecer. Os la recomiendo porque vale la pena.

También es verdad que el nombramiento de Carme llegó en un momento magnífico, apenas acabado el Debate sobre el estado de la nación en el Congreso de los Diputados. Un debate ganado de forma contundente por Zapatero ante un Rajoy empeñado en demostrar que si no hubiese terrorismo en España y en el mundo (Líbano, Yemen), el PP no tendría nada que decir. Resultó del todo patética su exigencia de las actas de las conversaciones con eta. No sólo por primera vez en la historia un partido de oposición decide utilizar la lucha antiterrorista para tratar de erosionar al gobierno, sino que decide dar el máximo protagonismo a los terroristas y la máxima credibilidad a sus declaraciones y a los medios y organizaciones que les dan apoyo. Torpe y con poca vergüenza, francamente. Decía Napoleón que cuando el adversario se equivoca no conviene distraerle. Pero por un mínimo de dignidad democrática y por poco respeto que pueda merecer el PP como alternativa, conviene que Rajoy cambie de discurso o que le cambien a él. Sólo con que hubiese hecho un poco de caso a su antiguo compañero de partido y diputado Joaquín Calomarde, hoy refugiado en el Grupo mixto, hubiese hecho un gran servicio a la democracia y al propio PP.

Sobre el debate podéis leer, en primer lugar, la intervención inicial del Presidente del Gobierno, la crónica de Luis Rodríguez Aizpeolea en El País en la que se hace eco de la vergonzosa exigencia de las actas de los contactos con eta, el comentario de Soledad Gallego-Díaz (“Zapatero recupera el tono y lanza la campaña”), la crónica de Enric Juliana, el comentario de Joan Tapia, el análisis en clave catalana de Jaume Aroca, la referencia en el web de El País sobre el sondeo del CIS que certifica la victoria de Zapatero y el balance de Soledad Gallego-Díaz en el suplemento del domingo de El País (“Inyección de ánimo socialista”). Para acabarlo de redondear hay que leer la entrevista a Jesús Caldera, coordinador del programa socialista para las próximas elecciones, publicada hoy en El País, en la que avanza algunos ejes del futuro programa electoral de los que destaco la universalización del derecho a la educación de los 0 a 3 años.

Las resoluciones aprobadas al final del debate destacan el compromiso de cumplimiento estricto del nuevo Estatuto, el traspaso del servicio de cercanías en enero de 2008, el cumplimiento del programa de actuaciones e inversiones urgentes en cercanías, una interpretación del concepto de inversión e infraestructuras que no se limite estrictamente a las infraestructuras de fomento y medio ambiente (por el cumplimiento de la cláusula de inversiones contenida en el nuevo Estatuto), la adopción de acuerdos de traspaso de competencias en la próxima reunión de la Comisión Bilateral Generalitat-Estado prevista para el 17 de julio, el compromiso de establecer un calendario para abordar la gestión aeroportuaria y el impulso de los trabajos de la Comisión Mixta de Asuntos Económicos y Fiscales para desarrollar la nueva financiación de la Generalitat en los plazos fijados en el nuevo Estatuto.

Son todas ellas magníficas noticias que avalan el trabajo hecho por los Gobiernos de Cataluña y España en el proceso de desarrollo del nuevo Estatuto. Tenacidad y discreción dan resultados como siempre ha mantenido el Presidente Montilla. Se ha especulado mucho sobre el hecho de que Duran Lleida suscitase el tema de cercanías en el debate y obtuviese una respuesta positiva del presidente Zapatero. Nadie niega a Duran su habilidad parlamentaria y sus buenos oficios negociadores (no quiero ensalzarlo más de la cuenta para no añadir problemas de celos en el seno de CiU, que bastante tienen con los que tienen), pero es evidente que la positiva respuesta de Zapatero fue posible gracias al trabajo realizado desde hace meses por los gobiernos de Cataluña y España, con la participación determinante de Maria Teresa Fernández de la Vega, Jordi Sevilla, Magdalena Alvarez, Fran Caamaño, Joan Saura y Joaquim Nadal, y con el impulso de los Presidentes Montilla y Zapatero. Habrá que esperar ahora a la reunión de la Comisión Bilateral del próximo día 17 para constatar los avances concretas en las diversas cuestiones que están por ahora sobre la mesa y para acordar la apertura de nuevos procesos negociadores.

La semana horribilis del PP ha tenido otros ingredientes. Destaca el escrito del Abogado del Estado poniendo de relieve la contradicción del PP que impugna artículos del Estatuto catalán que son idénticos a artículos de los Estatutos balear y andaluz. La tesis es clara: como primero impugnó y después ha apoyado preceptos idénticos debería obrar en consecuencia retirando estos artículos de su recurso. Si no lo hace será evidente que la motivación de su recurso no es otra que un anticatalanismo primario. Las explicaciones dadas por Josep Piqué, en otras cuestiones tan atinado, no se aguantan por ningún lado. Dice Piqué que el recurso se explica porque el PP no participó del acuerdo estatutario y que, además, los preceptos forman parte de un texto global muy diferente. El hecho de que el PP no haya participado de un acuerdo no implica que deba seguir mostrándose contrario a cosas que después ha apoyado en otros Estatutos. A menos de que quiera decir que para el PP es mucho más importante participar en los acuerdos que el contenido de los mismos, lo cual es bastante impresentable en un partido que dice tener principios y los exhibe a troche y moche pretendiendo imponerlos a los demás. Por otro lado, la idea de que los preceptos impugnados no se pueden separar de un contexto global no se aguanta por ningún luado, ya que su impugnación afectaría también a los otros Estatutos aprobados por el PP. Por si no estaba bastante clara la posición sectaria del PP con respecto de algunos estatutos sólo ha bastado conocer que, a causa del pacto entre la PP y Coalición Canaria para gobernar juntos, el PP ha pasado de calificar de “nacionalsocialista” el Estatuto de Canarias a pactar unas ligeras modificaciones. Una posición tan oportunista y arbitraria no pasa desapercibida y tendrá un alto coste electoral en Cataluña. Tampoco se entiende que a la vista de todo esto, CiU no descarte absolutamente cualquier pacto con el PP.

Con respecto del recurso presentado ante el Tribunal Constitucional no sólo el PP ha quedado en evidencia. También han quedado retratados los magistrados que se negaban a aplicar la reforma de la Ley orgánica del Tribunal Constitucional que entiende prorrogado el mandato de la actual presidenta hasta que no se proceda a su sustitución. Podéis leer al respecto un artículo publicado en El País el día 5, y las crónicas de Luis Rodríguez Aizpeolea en El País y de Josep Maria Brunet en La Vanguardia. Este último diario se muestra muy contundente al respecto en un editorial publicado el día 6.

Pero los sustos del PP no acaban aquí. También ha quedado visto para sentencia el juicio del 11-M, que ha dejado con el culo al aire a los fabricantes de conspiraciones. Leed al respecto los artículos de Ernesto Ekáizer publicados en El País el día 3 y hoy mismo y el artículo de Josep Maria Fuster Fabra publicado en El Periódico. Son imprescindibles también los editoriales de El País y La Vanguardia que comparten el título “Visto para sentencia”.

La guinda de las desgracias judiciales del PP la ha puesto el Tribunal Supremo que ha exculpado a los policías falsamente acusados por el PP de detención ilegal, con motivo de la detención de unos militantes del PP acusados de agredir al entonces ministro de Defensa José Bono en una manifestación convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo. Por cierto, el PP exigió y obtuvo la dimisión del entonces Delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid. El editorial de El País se pregunta con razón quien asumirá ahora las responsabilidades políticas por parte del PP.

Sobre la deriva reaccionaria del PP ya no cabe ninguna duda. Su oposición a la asignatura de Educación para la Ciudadanía (sólo queda por saber si lo que no quieren es educación o lo que no quieren es ciudadanía, o ninguna de las dos), los ha alineado con el sector más integrista de la jerarquía católica. Podéis leer al respecto las opiniones de Ian Gibson y Antonio Elorza.
Para hacer el contrapunto os invito a celebrar la investidura del nuevo Presidente del Gobierno balear Francesc Antich leyendo las entrevistas que le han hecho el diario Avui y La Vanguardia.

No podemos perder de vista las cuestiones relacionadas con el mundo del trabajo y la política económica. En este sentido os recomiendo la lectura del comprometido artículo de Josep Maria Alvarez, Secretario general de la UGT de Catalunya, sobre la Formación Profesional, una crónica de El País sobre la evolución salarial, y una reflexión a contracorriente de Josep Ramoneda contrario a la carrera por reducir hasta eliminar el Impuesto sobre el Patrimonio. No puedo estar más de acuerdo.

Por centrarnos en temas más específicos de la política catalana, muchos son los comentaristas que han especulado sobre la posición de ERC en el último Debate sobre el estado de la nación. David Miró defiende en El Periódico una tesis muy original según la que la actual frialdad en las relaciones PSOE-ERC no es sino un “alejamiento de mutua conveniencia”. Lo cierto es que ERC parece encerrada en un proceso de debate interno que sólo se podrá resolver en su Congreso que se celebrará después de las próximas elecciones generales. Joan B. Culla publica un interesante artículo sobre lo que él llama “Un debate poliédrico”. En todo caso hoy corresponde felicitar a Joan Ridao que ha sido designado de forma amplísimamente mayoritaria como cabeza de lista de ERC por Barcelona a las generales. Buen trabajo, Joan!

El debate de ERC es una parte del debate que se está produciendo en todas las familias catalanistas. Podéis leer por ejemplo el artículo publicado en dos entregas por Raimon Obiols en el diario Avui y una curiosa reflexión al respecto de Baltasar Porcel. Dice Porcel que parte del agitado debate catalanista se debe a una falta de claridad sobre qué hacer con/en España. Creo que los socialistas catalanes lo tenemos claro: en España, trabajar y mandar; influir y transformarla; comprenderla y estimarla; respetarla huyendo como de la peste de los estereotipos que no se corresponden a la España del siglo XXI.

Qué es el catalanismo, nos seguimos preguntando cuando hace más de 100 años que Enric Prat de la Riba publicó “La nacionalidad catalana”. Para quienes quieran reseguir de forma fácil y comprensible la historia del catalanismo, recomiendo el libro “En nom de Catalunya. Els catalanismes moderns a través dels seus textos” de Emili López, recientemente publicado por la editorial Empúries. Por cierto, el libro utiliza, entre otros, dos textos míos “¿Es el federalismo cosa de ingenuos?” y “A vueltas con el nacionalismo” publicados respectivamente en El País y ABC, para ilustrar el catalanismo federalista de los socialistas.

Para mí el catalanismo es un sentimiento difuso y transversal, de aprecio por la tierra, la cultura, la historia y la lengua catalanas, es la convicción de que desde el autogobierno de Cataluña podemos construir una sociedad próspera y avanzada, libre, segura, justa y solidaria. Este sentimiento y esta convicción es compartida por muchas fuerzas políticas, desde perspectivas muy diferentes: el autonomismo, el federalismo, el soberanismo o el independentismo. Ninguna de estas perspectivas puede negar a las otras su carácter catalanista. Para ser catalanista no hace falta ni siquiera afirmar que Cataluña es una nación ni, menos aún, pensar que la plenitud nacional sólo puede ser alcanzada a través de la independencia.

Uno de los méritos del catalanismo ha sido históricamente su carácter integrador, su capacidad de convertir en catalanistas a gente que no había nacido en Cataluña. Esta dimensión será aún más importante en el futuro. El catalanismo sólo podrá prevalecer si es capaz de “fabricar catalanistas”. Y eso no se consigue ni por la vía de la imposición ni de la exclusión. La gente apreciará el autogobierno si éste va aparejado al buen gobierno. De la misma manera que hay que convencer a todo el mundo de la imperiosa necesidad de fomentar el conocimiento y la difusión de nuestra lengua, cosa mucho más inteligente que obligar a nadie a usarla. Si el catalán aparece como obligación administrativa, desaparecerá. Si es un instrumento de comunicación útil y prestigiado, prevalecerá. Si el autogobierno es visto como garantía de progreso, todo el mundo le defenderá; si aparece estrictamente como campo de batalla para establecer quien es más catalanista, pasará a ser estéril e inoperante. El catalanismo debe tener claras sus prioridades Cataluña hacia dentro y Cataluña hacia fuera, transformando España y participando activamente en la construcción europea. Su fuerza reside en la capacidad de unir y movilizar; su debilidad está en la división y el enfrentamiento. Si se hunde en el ombligo de las esencias acabará siendo irrelevante. A veces pienso en Valencia…

También sigue desarrollándose un interesante debate sobre la participación y la futura ley electoral. Os recomiendo la lectura de dos artículos de Francesc Pallarés publicados en El Periódico (“Medicinas contra la abstención” y “Abstención y acuerdos electorales” –que parece dedicado a Artur Mas-) y el artículo de Joaquim Colominas sobre “La ley electoral que conviene” publicado en el diario Avui.

Aprovecho para saludar el acuerdo unánime sobre el cartapacio municipal de la ciudad de Barcelona. El Alcalde Hereu ha conseguido poner a todo el mundo de acuerdo en una nueva etapa presidida por la necesidad de pactos sin que ello prive a la ciudad de liderazgo. Podéis leer la noticia tal como la publicaba el diario El País.

Coincidí el viernes con el Alcalde Hereu en el desfile de Custo Dalmau en el Castillo de Montjuïc. Fue una forma espléndida de devolver el Castillo a la vida civil. Estos días Barcelona ha vibrado con la feria de moda urbana Bread & Butter. Conviene que la moda y el diseño reciban el máximo apoyo institucional y ciudadano. Nos jugamos mucho, porque no lo olvidemos, son una industria de futuro. El sábado fui al desfile de Hugo Boss en la Monumental que fue también un éxito. Invitado a ambos acontecimientos por el amigo Alex Estil-les pude constatar la fuerza y el potencial de la moda. Conviene no perderlo de vista. Como no lo pierde de vista La Vanguardia en un editorial contundente. Podéis leer también la crónica de Josep Sandoval sobre el desfile de Custo Dalmau, los artículos de Elena Castells en La Vanguardia y de Ana Pantaleoni en El País sobre el Bread & Butter, la crónica de Yaiza García en El Periódico sobre el desfile de Custo, y la crónica publicada por Mireya Roca en El Periódico sobre el desfile de Hugo Boss.

Sobre el balance de Tony Blair en su despedida podéis leer el artículo de Juan José López Burniol publicado en El Periódico y el artículo de Jean Daniel en El País.

Sobre el debate sobre la renovación del PS francés podéis leer el artículo de Bertrand Delanoë publicado en Le Nouvel Observateur, el llamamiento de Benoît Hamon a constituir un think tank al servicio de la izquierda y el artículo firmado por ocho destacados exponentes de la mayoría del PS abogando también por la renovación.

Xavier Vidal-Folch hace balance del último Consejo Europeo y da pistas sobre la próxima mini Conferencia Intergubernamental europea.

Quien quiera aprender técnicas de negociación se topará fácilmente con los manuales de William Ury, Director del Programa de Negociación de Harvard. Leed su entrevista publicada en La Contra de La Vanguardia.

William Ury se muestra optimista ante cualquier conflicto. Incluso el de Palestina. Me gustaría compartir su estado de ánimo especialmente en estos momentos tan difíciles, como lo muestra el artículo de Yezid Sayigh publicado en La Vanguardia.

Acabo recomendando el artículo publicado conjuntamente por Patrizia Sentinelli, Joao Gomas Cravinho, Leire Pajín y Eveline Herfkens en La Vanguardia en el que reclaman que no olvidemos a los pobres en el momento de movilizarnos en contra del cambio climático.

Reanudaré la periodicidad del diario el 9 de septiembre. No descarto hacer algún comentario puntual. Los suscriptores y suscriptoras serán avisados. Los demás deberéis ir mirando el blog. Podéis aprovechar para escuchar la música… ¡Buen verano!

ZW núm. 92 Recomendación de enlaces al servicio de la reflexión y la acción política y social realizada por mi amigo Antoni Gutiérrez-Rubí.

www.upec.cat

3 Cursos de verano imprescindibles.

Catalunya. ¡La Universitat Progressista d’Estiu de Catalunya ya está aquí! Del lunes 9 al 14 de Julio. Por primera vez, las Jornadas de la UPEC se dividirán en ejes temáticos donde expertos de las materias se proponen convertirlas en un auténtico fórum social. Cada día, una temática, por este orden: Immigración/Multiculturalidad, Abstención electoral (participo en una mesa redonda), Organización del tiempo, Cambio climático y Vivienda. El programa cultural de las noches también es uno de los platos fuertes de esta edición: batucada, proyecciones de documentales, teatro social, tertulias y concierto de Gossos y Pastorets rock.
El objetivo de las Jornadas es contribuir a desarrollar un fórum abierto a la sociedad para recuperar nuestra memoria, entender mejor nuestra realidad y generar propuestas de mejora del bienestar y la calidad de vida de la ciudadanía.

Madrid. Este lunes día 9 y hasta el 12 de julio en Madrid, MAS Consulting Group y la Universidad Pontificia de Comillas, a través de su Facultad de Derecho (ICADE), organizan la segunda edición del Curso de Verano de Dirección de Campañas Electorales. Los asistentes compartirán experiencias, ideas y recursos con varios de los principales expertos del ámbito de la comunicación política y las campañas. En caso de no poder participar, es posible seguir la actualidad del curso en vivo a través del blog Comunicación Electoral.

Sevilla. En otro ámbito, otro de los cursos que os recomiendo es la segunda edición de “e-Verano.org: Una mirada a la Sociedad libre” que tendrá lugar en Sevilla del 16 al 29 de julio, en la Universidad Pablo de Olavide, organizada por Iniciativa Focus.

ZV (Zona Vídeo). Concurso para premiar al mejor vídeo informativo enviado desde el móvil impulsado por Nokia y Fresqui, con motivo del lanzamiento de Fresqui.mobi, la versión para terminales móviles. El usuario que envíe el mejor vídeo recibirá como premio un Nokia N95. El jurado estará compuesto por profesionales del sector que seleccionarán el mejor vídeo. Estos podrán ser enviados en cualquier formato y grabarse por cualquier medio.

Anuncios

Acerca de Miquel Iceta

Sóc primer secretari del PSC, president del grup socialista al Parlament de Catalunya i candidat a la Presidència de la Generalitat

Publicado el Domingo 8 julio 2007 en Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.