Un debate sin ganador y con un perdedor claro

Hoy escribo mi Diario camino de Lleida para asistir al acto electoral de Zapatero y Montilla.

Ayer se celebró el debate entre los cinco candidatos a la Presidencia de la Generalitat. Para mí el resumen es claro: Mas, prepotente y arrogante; Montilla, riguroso y sereno; Carod, serio e institucional; Piqué, luchador e insistente; Saura, tenaz y eficaz. Y comentario para el moderador del debate, Josep Cuní, profesional y ecuánime. Es probable que tengan razón los comentaristas que hoy cuando sostienen que nadie ganó el debate. Personalmente creo que Mas lo perdió. Sus intervenciones estuvieron llenas de soberbia, lo cual le aisló progresivamente y le hizo perder los nervios hacia el final del debate.

Los principales argumentos del debate eran del todo previsibles. Mas y Piqué fracasaron cuando intentaban decir que no había nada de positivo en la gestión del gobierno. Hubo bastante con que Montilla pusiese sobre la mesa el triste cuaderno de balance de la legislatura 1999-2003 y la memoria de gestión 2003-2006. Como él dijo, no es que en los tiempos de CiU ahorrasen en publicidad (de hecho, gastaban un 35% más en este capítulo que el gobierno catalanista y de izquierdas). Era suficiente con citar los 350.000 nuevos puestos de trabajo, los 232 nuevos equipamientos sanitarios, los 3.500 Mossos d’Esquadra más, los 9.500 profesores más, o los 162 nuevos centros escolares. O, como también recordó Montilla, la pésima gestión de Mas que dejó un déficit superior a los 1.200 millones de euros (según datos oficiales de la Sindicatura de Cuentas) que el actual gobierno ha reducido en un 90%. También algunas cifras comparativas como la inversión por cápita de 365€ en 2003 y de 691€ en 2006. O el gasto público en vivienda, 71 millones de euros en 2003 y 179 millones de euros en 2006. O el presupuesto sanitario por capita, 819€ en 2003, y 1.108€ en 2006. O el gasto total en prestaciones sociales, 37 millones de euros en 2003 y 190 millones de euros en 2006.

Montilla situó propuestas concretas sobre la mesa: gratuidad de los libros de texto en cuatro años, gafas y audífonos gratuitos para gente mayor con bajo nivel de renta, atención dental gratuita para los niños hasta los 15 años, abaratar el coste del transporte a los jóvenes y que el metro no cierre de noche los sábados y vísperas de festivos. Frente a eso gran acuerdo entre CiU y PP, rebajas fiscales y desgravaciones que sólo benefician a los sectores sociales más privilegiados. Unánime fue también la crítica a la estrambótica propuesta de Artur Mas de instituir el carné por puntos para los inmigrantes.

Sobre las alianzas, nada nuevo. Patético fracaso de Mas en su intento de desvirtuar nuestro sistema político que es parlamentario y no presidencial. Aquí es donde Montilla abrió el debate sobre la falta de modestia y humildad de Mas. Piqué le acusó de prepotencia y arrogancia. Y tampoco se quedaron atrás ni Carod ni Saura. Montilla reveló contactos secretos de Mas con la cúpula del PP en el Parque de Doñana el 2002 e insistió en las veces que CiU ha acabado pactando con el PP tras haber dicho que nunca lo haría. Eso sirvió por poner de manifiesto lo ridículo del gesto de Artur Mas de ir al notario, evidenciando la nula credibilidad política del candidato de CiU.

En la sala desde donde seguíamos el debate la gente del PSC hubo un estallido de alegría al acabar el debate. Con cava para todo el mundo y un ramo de rosas para un José Montilla con décimas de fiebre. En la sala donde estaba la gente de CiU apenas podían esconder la decepción. La campaña de prepotencia se les ha girado en contra.

A quienes interese la preparación de los debates electorales recomiendo dos materiales, un artículo de Ron Faucheaux publicado en la revista norteamericana Campaigns & Elections y 33 consejos que elaboré yo mismo con motivo de la campaña electoral de 2003. En mi web podéis encontrar otros materiales de interés.

Y hoy no os perdáis el retrato de José Montilla realizado por José Martí Gómez en El País.

Mañana encuestas. Todo apunta a que no serán nada favorables a las arrogantes expectativas de CiU.

PD. Por cierto, ¿habéis visto la carta de Piqué que acompaña las papeletas de voto? Va encabezada por un sorprendente “Benvolgut/da company/a”. También me ha sorprendido el “Queridos/as amigos/as” de Rajoy. Les veo muy cariñosos.

Acerca de Miquel Iceta

Sóc primer secretari del PSC, president del grup socialista al Parlament de Catalunya i candidat a la Presidència de la Generalitat

Publicado el Sábado 21 octubre 2006 en Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.