Claridad

scoopit_mi_pequenoHoy la actualización semanal de mi Diario en Internet proporciona la habitual selección de los artículos sobre varias cuestiones que han estado presentes en el debate público de esta última semana. Aprovecho para recordar que casi cada día recomiendo artículos de interés a través de mi Scoop.it y también les doy difusión a través de mi cuenta en Twitter, de mi perfil y página en Facebook, y en el recopilatorio Alternatives.

Empiezo por sumarme a la conmemoración del aniversario de la proclamación de la segunda República y lo hago invitándoos a leer el manifiesto reivindicativo publicado por la Joventut Socialista de Catalunya y los artículos de Manuel Cruz “El fin de la Monarquía prepolítica” y Manuel Vicent “14 de abril”. Para ilustrarlo no he encontrado mejor forma que el chiste de Ferreres publicado hoy por El Periódico de Catalunya.

ferreres140413cas

Empiezo por recomendar tres artículos que considero especialmente relevantes: la entrevista a Andreu Missé que le hace Toni García Ramón en la revista Jot Down (recordad que Andreu Missé es director de la revista “Alternativas económicas” que acaba de publicar su segundo número), “El mínim que es pot dir sobre ‘El mínim que es pot dir’ de Raimon Obiols” de Jordi Font y “Els arbres i el bosc” de Joan Majó.

Y sigo con dos intervenciones parlamentarias mías, la primera es el vídeo “Constatem el fracàs de les polítiques d’austeritat” editado por Jordi Santandreu que resume muy bien mi intervención con motivo de la comparecencia del director de la Representación de la Comisión Europea en Barcelona, Ferran Tarradellas, en la Comisión de acción exterior, Unión Europea y cooperación, y la segunda es mi intervención en el debate en el Pleno del Parlament sobre la propuesta de crear una Comisión de Investigación sobre la presunta trama de espionaje político.

Quiero destacar la presencia en Barcelona de Stéphane Dion, diputado canadiense, federalista militante, antiguo líder del Partido Liberal canadiense y ex-ministro que se distinguió por impulsar la llamada “Ley de la claridad”. Al respecto os invito a leer la entrevista que le hizo Xavier Mas de Xaxàs en La Vanguardia, la entrevista que le hizo Carlos Laorden en El País, la intervención que nos hizo en una sesión organizada por la Fundació Rafael Campalans, y el artículo de Juan-José López Burniol “Claridad canadiense”. En relación con este debate os interesarán también los artículos “Ganará quién comunique mejor” de Antoni Gutiérrez-Rubí y “La cátedra, el púlpito y los anatemas” de Xavier Arbós, que presentó a Stéphane Dion en la sesión antes mencionada.

CLARIDAD

He hablado a menudo de la necesidad de volver al principio de realidad, demasiado a menudo ausente de la política catalana, atrapada en una visión al mismo tiempo esencialista e inmediatista de las cosas, que cultiva de forma obsesiva debates que demasiado a menudo no coinciden con los problemas que más angustian a los ciudadanos, y que encuentra en cuestiones metafísicas el refugio ante la realidad de una crisis profunda (no sólo económica) que nos abruma a todos.

La política catalana tampoco va sobrada de claridad. Sin ir más lejos, el Govern de la Generalidad acaba de crear un “Consell Assessor per a la Transició Nacional”, sin definir en qué consiste la “transición nacional”, se habla de Estado propio, de creación de estructuras de Estado, pero se evita en todo momento de hablar de independencia. ¿No es lo mismo? Y, si lo es, ¿por qué se intenta rehuir la cuestión? Lo mismo nos pasa con el “derecho a decidir”: ¿es o no es un referéndum sobre la independencia? Si Cataluña fuera realmente “un sujeto político y jurídico soberano”, tal como manifestaba la declaración aprobada por el Parlament de Catalunya, hoy no estaríamos discutiendo sobre todo esto, sino que estaríamos felicitando al nuevo embajador o embajadora catalana en Naciones Unidas.

Si el “derecho a decidir” es un referéndum sobre la independencia sería mejor que lo denomináramos así; si no lo es, convendría no limitar de entrada las opciones sobre las que la ciudadanía de Cataluña será llamada a pronunciarse. Porque de futuros para Cataluña hay muchos, y todos están por escribir. Por ejemplo, para mí, en un mundo marcado por interdependencias crecientes y soberanías compartidas, la mejor solución es una reforma constitucional para hacer de España un Estado federal plurinacional. Por lo tanto, no considero sensato que los que se llenan la boca de derecho a decidir estén ya prefigurando las cosas como si sólo  hubiera una respuesta a la pregunta que hasta ahora han sido incapaces de formular oficialmente. Parece que nos quieran entretener en debates metafísicos, consejos asesores, pactos nacionales, declaraciones parlamentarias que ellos mismos dicen que no tienen ningún valor jurídico, como forma de rehuir permanentemente sus responsabilidades y de marear la perdiz.

Hoy mismo, sin embargo, hemos tenido una chispa de claridad: el president Mas ha dicho que su camino no es el de aprobar una declaración unilateral de independencia. Parece como si la visita de Stéphane Dion hubiera servido para disipar alguna niebla mental: en un Estado de derecho miembro de la Unión Europea y de las Naciones Unidas, como lo es España, no hay posibilidad de alterar de forma unilateral las fronteras estatales. Pero realmente hay que ir más a fondo, tampoco se puede engañar a la gente diciendo que será suficiente con organizar una consulta aunque no esté amparada en la legalidad. En primer lugar, hay que recordar que, hoy por hoy, no hay otra forma de hacer una consulta sobre un cambio radical de las relaciones entre Cataluña y el resto de España amparada en la legalidad que no parta de un acuerdo entre las instituciones catalanas y españolas. Y si no está amparada en la legalidad servirá de bien poco. Y, en segundo lugar, que si el resultado de una consulta de estas características fuera la voluntad mayoritaria de separarse, después habría que proceder a una negociación sobre los términos para acordar la separación. Es decir, en un proceso como el que se dibuja, no hay ni unilateralidad ni automatismo. No hay atajos; estamos ante un proceso democrático que exigirá inteligencia, capacidad negociadora y voluntad de acuerdo por ambas partes. No podemos pensar que “como tenemos razón nos la darán”, no puede ser esta la única guía de conducta. Y tampoco servimos bien a los intereses de la ciudadanía si no explicamos de entrada las dificultades y la complejidad del proceso que se pretende emprender, así como todos los elementos, favorables y desfavorables, ventajas e inconvenientes, costes y beneficios de las diversas opciones posibles. La democracia no sólo no está reñida sino que exige claridad y respeto al principio de realidad. Lo demás es engañar al personal.

Y, finalmente, dejadme decir que no soy ingenuo. Es evidente que la explotación mediática de algunos escándalos en los últimos meses (incluso en plena campaña electoral) no es ajena al proceso que se abrió con la convocatoria anticipada de elecciones en Cataluña. Pero, dicho esto, si alguien hubiera abusado de sus responsabilidades políticas e institucionales y hubiera sacado beneficio personal o partidista, si alguien hubiera evadido capitales o hubiera rehuido sus obligaciones tributarias, si alguien hubiera cobrado comisiones a cambio de concesiones administrativas o contratos de obra pública, Cataluña nunca tendría que servirle de escudo porque los primeros a los que habría defraudado serían, precisamente, los ciudadanos y ciudadanas de este país.

_______

Sobre temas relacionados con la política catalana os invito a leer los siguientes artículos:

Sobre la situación política española os invito a leer los siguientes artículos:

Sobre la política y la situación económica y social españolas os invito a leer los siguientes artículos:

Sobre la nueva propuesta fiscal del PSOE os invito a leer la crónica de Vera Gutiérrez Calvo “El PSOE propone un impuesto único para que el patrimonio pague IRPF” y el documento del PSOE “Los retos de la política fiscal”.

Sobre la situación política y económica europeas os invito a leer los siguientes artículos:

Con reflexiones más de fondo sobre la orientación de las políticas económicas os invito a leer los siguientes artículos:

Sobre política internacional os invito a leer los artículos “Un voto bueno de la ONU” de Walter Oppenheimer, “La apuesta kurda de Erdogan” de Sinan Ulgen y “Michelle Bachelet, proclamada precandidata a la presidencia de Chile”, EFE/El País.

Con reflexiones más de fondo os invito a leer los siguientes artículos:

Al hilo de la muerte de Margaret Thatcher os invito a leer los siguientes artículos:

En recuerdo de José Luis Sampedro os invito a leer los artículos “Lucidez y exigencia ética” de Alfredo Pérez Rubalcaba, “Nuestro Sampedro” de Maruja Torres y “El pensamiento económico de José Luis Sampedro” de Carlos Berzosa.

Y acabo con tres recomendaciones de libros: “Otra vez Jaume Vicens Vives” de Lluís Foix, sobre el libro de Vicens Vives “La crisis del siglo XX (1919-1945)” publicado por Acantilado. Al hilo del homenaje a Santiago Carrillo celebrado en Barcelona en la sede de Comisiones Obreras al que asistí os recomiendo que leáis sus memorias “Mi testamento político” publicado por Galaxia Gutemberg-Círculo de Lectores. Y el muy reciente “En busca de la pócima mágica. Las políticas industriales y de innovación que funcionan… y las que no” de Maurici Lucena i Betriu, portavoz socialista en el Parlament de Catalunya, publicado por la editorial Antoni Bosch, con prólogo de Julio Segura. Este libro se presentará muy pronto en Barcelona y tendremos ocasión de volver a hablar sobre él.

ZW 344 Recomendaciones de enlaces al servicio de la reflexión y la acción política y social realizada por mi amigo Antoni Gutiérrez-Rubí. Aquí encontraréis todos los ZONA WEB.

Big Data Week
http://bigdataweek.com/

Big Data Week es un festival fundado en 2011 por Stewart Townsend que aglutina actividades globales de distintas comunidades interconectadas, centradas en el  impacto del Big Data en el ámbito social, político, tecnológico, empresarial/comercial… Se celebra a la vez en ciudades de todo el mundo (Londres, Madrid, Moscú, Barcelona, Kuala Lumpur, Chicago…) reuniendo a expertos de diversas disciplinas que debaten y reflexionan sobre los distintos temas.

El festival de este año, que tendrá lugar del 22 al 28 de abril, está siendo producido por media140 Worldwide. Este es el programa de actividades previsto en Madrid.

En Barcelona, se llevarán a cabo interesantes conferencias y debates como: un Monográfico sobre Big Data; Entender el Big Data: Recorrido histórico, herramientas y escenarios; Datos Abiertos Listos para Mezclar; o Big Data para analizar las Redes Sociales, entre otros.

También se desarrolarán talleres, como el de Introducción a los Datos Abiertos y una sesión −impulsada por Iniciativa per Catalunya Verds y la Fundación Nuevos Horizontes− sobre el análisis de los datos que contienen los presupuestos de administraciones e instituciones públicas, en la que participará, entre otros, Ricard Espelt.

Además de las propias actividades organizadas desde media 140 (Mònica Garriga) y Catalunya Dades hay otras muchas que crea la propia comunidad, como Itnig. Y, el fin de semana se centrará en el ciudadano usuario: este propone una idea, y los técnicos piensan cómo resolverla a partir del Big Data, haciendo un prototipado rápido, etc.

La posibilidad de seguir y participar en las actividades organizadas en distintas ciudades interconectadas y con un mismo ámbito de debate, a través de las redes sociales, hace más atractiva la propuesta. Podéis seguir la información relacionada en Twitter @bigdataweek con el hashtag #bdw13

Enlaces asociados:
Big Data Week a Barcelona

Acerca de Miquel Iceta

Sóc militant del PSC, diputat socialista al Parlament de Catalunya i president de la Fundació Rafael Campalans

Publicado el Domingo 14 abril 2013 en Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 29 seguidores